Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

El Consejo del Diálogo Social aprueba el III Acuerdo Marco de Competitividad e Innovación Industrial

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

El III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial de Castilla y León inicia su andadura con el objetivo de incrementar la reindustrialización de la Comunidad y con un horizonte de vigencia de 7 años, hasta 2020. El fin último es aumentar el peso relativo del sector industrial manufacturero sobre el VAB total hasta el 20 %.

4 de abril de 2014

Castilla y León | Presidente de la Junta de Castilla y León

El Consejo del Diálogo Social ha acordado hoy la puesta en marcha del III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2014-2020 con el objetivo de impulsar la reindustrialización de la Comunidad, que ya cuenta en su estructura productiva con un peso del sector industrial superior a la media nacional.

La Junta de Castilla y León ha impulsado con un sólido compromiso el desarrollo de la actividad industrial a través del Diálogo Social en el I Acuerdo Marco 2005-2009 y durante el desarrollo del II Acuerdo Marco que ha tenido vigencia desde 2010 hasta 2013.

El III Acuerdo Marco de Competitividad se pone en marcha tras el análisis del II Acuerdo Marco, de la suma de las aportaciones que los representantes económicos y sociales realizaron y de las contribuciones de más de 50 expertos que han debatido las materias incorporadas. De esta forma se define una estrategia industrial única para Castilla y León que se desarrollará a través de estrategias sectoriales en la que además se implicará a las entidades locales para tener un mejor conocimiento de las características del entramado industrial en entornos menos poblados.

El III Acuerdo Marco tendrá vigencia hasta 2020, coincidente con el nuevo marco presupuestario plurianual de la Unión Europea, con la estrategia Europa 2020 de la Comisión Europea y con el Programa para la competitividad de las Empresas y de la Pyme 2014-2020.

Principios básicos del III Acuerdo

Se mantienen los tres ejes prioritarios del periodo anterior, como son la financiación, la innovación y la internacionalización. Pero también se han introducido nuevos ejes que permiten una visión territorial más completa en el proceso de reindustrialización. Estos se centran en el aprovechamiento los recursos endógenos, el entorno industrial y el proyecto ADE Rural, además del fortalecimiento de la Fundación Anclaje para la Formación para el Empleo de Castilla y León.

El trabajo que ha dado lugar a este acuerdo se ha desarrollado con las consejerías de Economía y Empleo, Fomento y Medio Ambiente y Agricultura y Ganadería.

Objetivos hasta 2020

El III Acuerdo Marco se presenta ante una nueva etapa expansiva del ciclo económico y se diseña para aprovechar la mejora de las expectativas tras una intensa recesión económica. Para lograr el objetivo inicial de la reindustrialización de la economía de Castilla y León hay que generar más actividad económica y crear más empresas, aprovechando una etapa de desarrollo y modernización de infraestructuras que han contado con una importante aportación de Fondos Europeos. El objetivo para estos siete años es consolidar y aumentar la industria autonómica, puesto que este sector sustenta el crecimiento, el empleo y la competitividad de las economías más avanzadas, dota de estabilidad y tiene un efecto tractor sobre el resto de los sectores, especialmente en el de servicios. En cuanto al empleo se caracteriza por tener mayor calidad, cualificación y menor temporalidad.

Para lograr este objetivo es necesario incrementar la tasa de actividad emprendedora para crear nuevas empresas, acorde con lo definido en la Ley de Estímulo a la Creación de Empresas en Castilla y León, y su desarrollo a través del Plan de Apoyo a la Creación de Empresas de Castilla y León. Este plan aglutina medidas que ya movilizan más de 37 millones de euros durante 2014, así como el proyecto de Aceleración de Empresas, dentro del cual se inscribe el reciente acuerdo firmado con Microsoft.

Es imprescindible la reposición y la modernización de un tejido productivo que debe facilitar la generación de empresas innovadoras en sectores emergentes y basados en el conocimiento, así como incrementar el tamaño de las empresas de la Comunidad consolidando el tejido industrial existente.

Por otra parte el III Acuerdo Marco marca el objetivo de atraer y fijar proyectos inversores reforzando la imagen de la Comunidad como destino inversor y recuperar capacidades industriales perdidas durante la crisis, a través de la definición de planes de industrialización.

Indicadores

El desarrollo de estos objetivos permitiría aumentar el peso relativo del sector industrial manufacturero sobre el VAB total hasta el 20 %, en línea con lo previsto por la estrategia Europa 2020. Hay que recordar que Castilla y León se encuentra más cerca, que el conjunto de España, de alcanzar este objetivo dado que en este momento el VAB manufacturero de Castilla y León se encuentra en el 16,1 % frente al de la media nacional que muestra un índice del 13,3 %. Además este objetivo es coherente con lo que establece la Comisión Europea que pretende que el sector alcance este índice del 20 % al final de la década, en todo el territorio de la Unión.

En la medida en que el objetivo de reindustrialización se alcance se avanzará en la mejora del nivel de vida de los ciudadanos y en el retorno a los niveles de convergencia económica con Europa, se logrará mejorar la cohesión territorial y consolidar el proceso de cambio del modelo productivo mucho más centrado en la innovación y el conocimiento. Además en la medida en que los indicadores vayan incrementándose se podrá hacer una diversificación sectorial de la actividad de las empresas, se mejorará la cooperación empresarial y la internacionalización. Con el cumplimiento de estos objetivos se creará nuevo empleo.

Ejes prioritarios de trabajo

En relación al primer eje del Acuerdo, la financiación, el documento avanza hacia la creación de instrumentos alternativos, de manera que se reduzca la elevada ‘bancarización’ existente para alcanzar un equilibrio, entre los diferentes tipos de financiación, similar al de otras economías avanzadas. De este modo se destaca una mayor capacidad de financiación de proyectos a través del capital riesgo, la puesta en marcha de ADE Capital Rural y otros instrumentos financieros como plataformas colectivas de financiación o ‘crowdfunding’.

Por otra parte el eje de innovación se impulsa incorporando el trabajo en red, fomentando un modelo de colaboración público-privada y hacia una especialización inteligente del tejido productivo y buscando la cooperación interempresarial.

El eje de internacionalización de la actividad empresarial busca evitar una excesiva demanda interna y para ello se ponen en marcha acciones para seguir incrementando el número de empresas exportadoras, que en este momento ascienden a más de 5.200 en la Comunidad.

Los nuevos ejes de trabajo que se incorporan, se centran en el trabajo de mejora del entorno industrial, lo que implica trabajar en el sector energético en clave de competitividad para mejorar la eficiencia energética y la exploración de nuevas fuentes de energía para reducir los costes energéticos. También se adecuará a las necesidades del mercado la formación de los trabajadores como un importante factor de competitividad.

El quinto eje del III Acuerdo Marco se centra en una mejora del aprovechamiento de los recursos endógenos vinculados al territorio con el fin de obtener ventajas competitivas como consecuencia de la especialización y diferenciación de la Comunidad frente a otros territorios, además de contar con activos que no se deslocalizan. Entre ellos los recursos agrarios, forestales y minerales son los más destacables.

Además en relación con estos últimos aspectos ADE Rural juega un papel importante como instrumento para estos factores de competitividad y de la actividad económica del medio rural.
Por último, el III Acuerdo Marco refuerza el papel de la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo en Castilla y León como instrumento de apoyo en crisis empresariales y en su labor de prospección industrial de la Comunidad.

El acuerdo ha sido alcanzado hoy en una reunión del Consejo del Diálogo Social, que ha estado presidida por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y a la que han asistido los representantes de los agentes sociales y económicos de la Comunidad. Dada la relevancia del documento aprobado y el grado de consenso y participación de expertos que ha tenido, y siguiendo el precedente del II Acuerdo Marco, se ha propuesto también comunicar el contenido detallado de este acuerdo en un acto de participación empresarial, financiera y de expertos que se celebrará en las próximas semanas.