Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Contenido principal

Junta y Diputación de Palencia financian obras de reparación, conservación y mejora en colegios rurales por importe de 240.000 euros

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Las obras a ejecutar, un total de 28, suponen una inversión de 300.000 euros, de los cuales 240.000 los aportan a partes iguales la Junta y la Diputación, y el resto, 60.000 euros, los aportan los ayuntamientos donde se ubican los colegios beneficiados. El Gobierno autonómico colabora en este programa desde el año 2001 y, desde entonces, se ha realizado una inversión por parte de la Consejería de Educación de más de 9,3 millones de euros.

17 de julio de 2014

Castilla y León | Delegación Territorial de Palencia

 La cuantía que Junta y Diputación aportan tiene carácter máximo y sirve para llevar a cabo obras relativas al mantenimiento de los edificios escolares del medio rural. La Diputación ha realizado una convocatoria de subvenciones a los ayuntamientos del medio rural con la que han incentivado la realización de obras de reparación, conservación y mejora en centros educativos rurales.

En Castilla y León existen numerosos municipios en el medio rural en los que se ubican centros de Educación Infantil y Primaria con un pequeño número de unidades escolares. Estos centros educativos se sitúan en edificios que requieren obras de reparación, mantenimiento y conservación, así como pequeñas reformas y mejoras, que los correspondientes ayuntamientos titulares de estos centros, dadas sus dificultades presupuestarias, no pueden abordar de forma autónoma con la agilidad que demanda la comunidad educativa.

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, colabora con las diputaciones provinciales en la reparación y mejora de colegios del ámbito rural desde el año 2001 por periodos de dos años. Anualmente, la Administración educativa autonómica oferta a las instituciones provinciales la posibilidad de cofinanciar la ejecución de este tipo de obras a los ayuntamientos. Para que la Consejería de Educación financie estas obras de mejora, se requiere que las diputaciones provinciales cofinancien las obras y que cada ayuntamiento beneficiario abone como mínimo un 20 % del coste de la obra.

Este próximo mes de agosto, finalizarán las obras ejecutadas en 35 centros de Educación Primaria de la provincia, de un total de 31 localidades, con cargo al convenio suscrito el pasado año entre Junta de Castilla y León y Diputación para incentivar la mejora, reparación y conservación de centro escolares de educación infantil y primaria del medio rural. El importe destinado para las obras durante el periodo 2013-2014 alcanzó los 600.000 euros; financiados al 80 % por la Junta y Diputación (240.000 euros cada administración) y el 20 % por cada ayuntamiento. Por tipología, el 31 % de las actuaciones que finalizarán en agosto está relacionado con reformas en cubiertas y techos; el 19 % con mejora de aislamiento mediante sustitución de la carpintería, el 16% con la mejora de patios y accesos y otro 34% de reformas más generales, pintura, fontanería, aseos, etc.

En la provincia de Palencia existen 33 centros de educación infantil y primaria y 2 centros rurales agrupados, que engloban otras 8 localidades.

Dentro de las obras realizadas este año con cargo al convenio suscrito en 2013, destaca la llevada a cabo en Villarramiel, donde en el marco del convenio con la Junta de Castilla y León, la Diputación ha invertido 30.000 euros en la mejora del colegio Reyes Católicos de la localidad. El mal estado que presentaba la cubierta del edificio que alberga el centro escolar hacía necesaria una intervención que permitiese solventar el problema. La antigüedad del inmueble y la falta de conservación hacía que habitualmente hubiera goteras en su interior. Por ello, se ha procedido a la sustitución de las tejas existentes de tipo cerámico por otras de tipo hormigón perfil ondulado, similar a la que ya se encuentra en el porche del edificio. Asimismo, se han colocado canalones y bajantes, inexistentes hasta la intervención en la mayor parte del edificio, para recoger y encauzar las aguas pluviales.