Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Junta y Fertiberia realizarán ensayos de I+D+i para mejorar el uso de fertilizantes en el cultivo del trigo con destino a la industria agroalimentaria

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, y el presidente y consejero delegado de Fertiberia, Francisco de la Riva, han firmado un acuerdo de colaboración para la realización de proyectos en I+D+i en fertilización agraria con el objetivo de que los agricultores de la Comunidad puedan realizar un abonado más racional para reducir costes y avanzar hacia una agricultura sostenible. En una primera fase, los trabajos se centrarán en la mejora de la fertilización del trigo, dada la relevancia de este cultivo en la Comunidad y la demanda del mercado de trigo de calidad.

19 de diciembre de 2014

Castilla y León | Consejería de Agricultura y Ganadería

Las líneas de actuación del Gobierno autonómico en I+D+i se enmarcan dentro de la ‘Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020’, conocida como RIS3.

Esta estrategia apuesta por una serie de áreas temáticas sobre las que prioriza los esfuerzos. La primera de estas áreas es la 'Agroalimentación y recursos naturales', por ser, según recoge la estrategia, “la macroactividad económica con mayor peso en el PIB regional contando con un tejido industrial importante”.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, de acuerdo a lo establecido en esa estrategia, trabaja en fomentar actuaciones en I+D+i en el sector agrario por dos vías: ayudas a proyectos de I+D+i de empresas agroalimentarias y realización de proyectos de investigación, tanto en solitario como en colaboración con otras instituciones o empresas, en las diferentes áreas agrícola, ganadera, productos y procesos agroindustriales y bioenergía.

El acuerdo suscrito hoy entre la consejera y el presidente de Fertiberia, con una aportación por parte de la empresa de 100.000 euros y un periodo de duración de tres años, contempla las siguientes actuaciones: experimentación con las formulaciones de abonado óptimas para cada cultivo, determinación de las dosis y momentos de aplicación más eficaces, desarrollo de técnicas de abonado más sostenibles y reducción de insumos y difusión conjunta de resultados.

El objetivo de esta colaboración es que los agricultores de la Comunidad, a través de la I+D+i, realicen un abonado más racional de los cultivos, optimizando las cantidades y el momento de aplicación, lo que redunda en una mayor rentabilidad de las explotaciones y en la mejora de la sostenibilidad ambiental de la actividad agraria.

Castilla y León es la primera comunidad en consumo de fertilizantes fosfatados y la segunda en lo referente a fertilizantes nitrogenados y potásicos. De hecho, el coste de los fertilizantes supone hasta el 40 % de los costes variables de los principales cultivos de la Comunidad. Dichas cifras dan idea de la necesidad de seguir avanzando en hacer un uso más racional de los fertilizantes.

Fertilización en trigos

La Consejería de Agricultura y Ganadería y Fertiberia profundizarán en el conocimiento de la fertilización en el cultivo de trigo. Para ello se realizarán, en las provincias de Valladolid, Burgos y León, ensayos de abonado en trigos de fuerza, trigos de media fuerza y trigos extensibles. Los objetivos de la iniciativa son los siguientes: generación de normas de interpretación foliar de las variedades seleccionadas, caracterización de diferentes variedades de trigo para obtener datos para hacer recomendaciones de abonado más eficientes, establecimiento de los momentos óptimos de aplicación y de las dosis a aplicar en los diferentes estadios de desarrollo mediante el fraccionamiento del abonado para conseguir una mayor eficiencia del abonado y mejorar localidad de los trigos y estudiar comparativamente las diferencias en la calidad obtenida y en la eficiencia del abonado entre abonados convencionales y las estrategias de abonado fraccionado realizadas.

Los estudios se centrarán en este cultivo dada su relevancia en la Comunidad. Castilla y León, con 885.405 hectáreas sembradas de trigo y una producción de 2,7 millones de toneladas, es la principal Comunidad productora de este cereal con el 43 % de todo el trigo de España. Se trata de un producto importante también desde el punto de vista social y económico al dedicarse al trigo, tanto sector primario como industria de transformación, 49.174 personas y al generar un valor económico total de 2.072 millones de euros.

Además, el mercado internacional del trigo es cada vez más competitivo y está demandando actualmente mayor calidad, es decir, tipos de trigo que tengan alta proteína y fuerza harino-panadera, los denominados trigos de gran fuerza. El acuerdo suscrito hoy entre la Junta y Fertiberia permitirá poner a disposición del agricultor los medios y la información necesaria para la producción de trigos de calidad.

El trigo con destino a la industria agroalimentaria está incluido, con el fin de incrementar la producción y satisfacer la demanda creciente del sector agroalimentario, dentro de los sectores estratégicos contemplados en 'Agrohorizonte 2020', la estrategia presentada por el Gobierno autonómico, que se va a elaborar con la participación del sector y que va a fijar los objetivos de crecimiento del sector agrario de la Comunidad. La estrategia establece que se apoyarán en los próximos años siete sectores estratégicos: vacuno de leche, ovino, ibérico, vino, remolacha, cultivos herbáceos de alto valor añadido y cultivos hortofrutícolas y patata. Durante los próximos cuatro meses se determinarán los objetivos concretos a alcanzar y las medidas a desarrollar en el futuro.

Transferencia de resultados

Con el objetivo de llegar al mayor número de agricultores, Fertiberia y la Junta de Castilla y León se comprometen a divulgar los resultados de las investigaciones realizadas a través de las siguientes actuaciones: presentación de los estudios a las Organizaciones Profesionales Agrarias, reuniones con los técnicos del sector, cooperativas, almacenistas y distribuidores para explicar los estudios realizados, realización de jornadas de divulgación de los resultados a los agricultores y a la industria agroalimentaria de Castilla y León y publicación de los resultados a través de las páginas web de ambas partes y a través de medios de comunicación especializados.

Convenios suscritos

La Consejería de Agricultura y Ganadería y Fertiberia vienen trabajando, desde el año 2010, en materia de I+D+i en abonado y en el uso de fertilizantes. Los acuerdos suscritos en esa materia son: convenio para la realización de actividades de formación en materia de fertilizantes suscrito el 6 de julio de 2010. El objetivo era la realización de actuaciones formativas en materia de fertilización con el fin de fomentar en los Centros de Formación Agraria dependientes de la Consejería la correcta aplicación de los fertilizantes según las propiedades, características y condiciones del suelo.

Además se ha firmado un acuerdo para la realización de actuaciones de I+D+i en materia de fertilización de los principales cultivos de Castilla y León rubricado el 28 de marzo de 2011. Fruto de este convenio y a través del Sistema de Diagnóstico y Recomendación de Abonado (SIDRA), una herramienta de análisis creada por Fertiberia, se ha podido ajustar la fertilización a las condiciones del cultivo, la variedad y la zona.

Los trabajos se han centrado en dos de los principales cultivos de la Comunidad, el maíz y la patata. Los resultados de estos estudios han sido muy satisfactorios con incrementos de rendimiento en patata hasta un 28 % respecto a los que venían obteniendo los agricultores con sus abonados habituales.

Fertiberia

Fertiberia, con una capacidad de producción de 7,8 millones de toneladas anuales, se sitúa como la empresa líder de la industria española de fertilizantes, con cerca del 30 % del mercado español, y la cuarta de la Unión Europea. Además, está presente en diversos sectores industriales como proveedor de materias primas a otras grandes empresas.

En Castilla y León, con el fin de atender las necesidades de los agricultores de la Comunidad, cuenta con dos centros logísticos: el de Pancorbo en Burgos y en Villalar de los Comuneros en Valladolid.

Acuerdo con el sector primario e industria de transformación

Otro acuerdo relacionado con el trigo fue el suscrito, el pasado 4 de julio, para mejorar la calidad y cantidad de las producciones de trigo y adecuarlas a las demandas del mercado entre la Consejería de Agricultura y Ganadería, la Cooperativa ACOR, las empresas GULLÓN Y SIRO y la Asociación de Fabricantes de Harinas y Sémolas de Castilla y León.

En ese acuerdo el Gobierno autonómico y los representantes del sector se comprometían a orientar la producción de los agricultores de la Comunidad hacia las necesidades de la industria transformadora; colaborar en materia de I+D+i para mantener el liderazgo de las producciones primarias, el sector molturador y la industria regional del sector de producción de cereales, harinas y productos elaborados, con destino al consumo humano, optimizar los recursos técnicos y económicos mediante el establecimiento de mecanismos de cooperación para realizar ensayos de experimentación en temas como el estudio de adaptación de nuevas variedades de trigo blando de alta fuerza, la evaluación de las características harino-paraderas de las mismas, la realización de estudios agronómicos en condiciones de campo y cultivo forzado para poner a punto el  material vegetal y las técnicas culturales adecuadas.

También se comprometían a: colaborar en la obtención de nuevos productos que permitan diversificar la oferta a partir de materia prima obtenida por productores de la Comunidad.