Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Comunicación
  • ‘La Santa Espina’, primer centro de formación agraria de España, cumple 125 años comprometido con el sector
Contenido principal. Saltar al inicio.

‘La Santa Espina’, primer centro de formación agraria de España, cumple 125 años comprometido con el sector

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha clausurado el acto de conmemoración del 125 aniversario de la creación de la primera escuela agraria de España ‘La Santa Espina’, un centro de referencia en el que se han formado 4.269 alumnos. Durante el acto, la consejera ha recordado la importancia de la formación agraria como vía imprescindible para la incorporación de jóvenes al sector y como útil herramienta para lograr la viabilidad de sus explotaciones.

9 de octubre de 2014

Castilla y León | Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

Este año se conmemora el 125 aniversario de la presencia de los Hermanos de la Salle en el Monasterio de La Santa Espina y 30 años de la cesión de las competencias del Gobierno central al autonómico en materia de formación agraria y con ellas el compromiso de mantener el uso docente al que estaba vinculado este centro.

En los años de funcionamiento de La Santa Espina 4.269 alumnos han obtenido su titulación en este centro.

La Santa Espina es, desde mayo de 2011, un Centro Integrado de Formación Profesional, lo que supone que ofrece una formación integral de los alumnos, de forma que alcancen no sólo una satisfactoria preparación técnica que permita enfrentarse a un futuro como empresarios, sino que, además les permita formarse y desarrollar el resto de sus capacidades.

En este centro, en cuanto a formación reglada, se imparten actualmente tres grados medios de Formación Profesional Inicial: Ciclo de grado medio 'Técnico en producción agropecuaria', ciclo de grado medio 'Técnico en elaboración de aceites y vinos', ciclo de grado medio 'Aprovechamiento y conservación del medio natural'.

Este centro está también acreditado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL), para impartir certificados de profesionalidad, el documento que acredita a un trabajador en una cualificación profesional del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales.

Los certificados de profesionalidad que se pueden cursar son: elaboración de vinos y licores, en el curso 2013/14, y actividades auxiliares en conservación y mejora de montes, en el curso 2014/15.

Además, La Santa Espina ofrece actividades de formación no reglada en materias diversas como incendios, horticultura, incorporación a la empresa agraria, bienestar animal, o restauración de aperos, entre otras.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha invertido, desde el 2007, un total de 1,6 millones de euros en diferentes obras de restauración y acondicionamiento del edificio para dotarla de los servicios necesarios que garantizan unas instalaciones modernas.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha asegurado, durante el acto de conmemoración que este centro, la primera Escuela Agraria de España, sigue siendo un referente de una formación agraria especializada y orientada a la profesionalización y cualificación del capital humano del sector agrario y alimentario.

Apuesta por la formación

La Junta de Castilla y León, como ha explicado la consejera, consciente de la necesidad de una formación cualificada y orientada a la incorporación de nueva tecnología y de su papel fundamental para modernizar los sectores económicos, viene realizando un esfuerzo para impulsar la formación agraria y alimentaria mediante los 10 centros de Formación Agraria con los que cuenta la Comunidad.

Un total de 4.558 alumnos han recibido, desde 2007, formación reglada en estos centros. Además, otros 94.165 alumnos han pasado por los estudios no reglados, cursos y jornadas relacionadas con actividades agrarias y agroalimentarias, en ese mismo periodo.

La consejera ha asegurado que “la buena acogida de las propuestas formativas que hacen los centros de formación agraria son muestra del creciente interés de los jóvenes hacia la formación relacionada con este sector y su interés en desarrollar su actividad profesional dentro del mismo”.

Los alumnos que han recibido formación reglada están obteniendo, como ha recordado la consejera, unos buenos datos en cuanto a inserción laboral. Según muestra la última encuesta efectuada a los alumnos al terminar su formación, el 31 % de los alumnos que se formaron el pasado año han encontrado ya un puesto de trabajo y el 40 % sigue estudiando.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, como ha explicado Clemente, ha realizado un esfuerzo muy importante para financiar esta formación, así como para dotar a los centros de los bienes y equipos necesarios para garantizar unos estándares altos de calidad. En concreto se han invertido, desde el 2007, un total de 15 millones de euros en obras, instalaciones, utillaje y mobiliario de las escuelas de formación agraria.

El rejuvenecimiento del medio rural

La formación agraria junto con las políticas de apoyo a la incorporación de jóvenes han constituido una de las prioridades del Gobierno autonómico. Gracias a ese apoyo, se han incorporado al sector, desde 2007, un total de 4.118 jóvenes que se han incorporado, a una media de más de 500 jóvenes al año.

La consejera de Agricultura y Ganadería ha recordado las medidas que permitirán seguir incorporando capital humano y así asegurar el futuro del sector. Por ejemplo, la futura PAC, como ha explicado, duplicará los fondos dirigidos a los jóvenes, lo que permitirá el relevo generacional y el rejuvenecimiento del sector agrario. Por primera vez se instaura una ayuda directa a los jóvenes agricultores en el reglamento de pagos directos. En concreto en España se han venido destinando anualmente aproximadamente 100 millones de euros, con la reforma de la PAC se van a destinar 200 millones de euros.

El futuro Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, actualmente en tramitación europea, tendrá, como medida prioritaria, el apoyo a la instalación de jóvenes agricultores con requisitos semejantes al actual periodo de programación pero con incremento de presupuesto.

La Ley Agraria de Castilla y León, ha recordado la consejera, hace especial hincapié en las actuaciones destinadas a rejuvenecer el sector agrario. La norma incentiva y promueve la incorporación de jóvenes gozando de prioridad en muchas de las medidas sectoriales de la política agraria de la Comunidad. Una de las novedades, estrechamente vinculada a esa prioridad de rejuvenecimiento del sector, es la creación del Fondo de Tierras Disponibles de Castilla y León que va a permitir ejercer la actividad agraria en fincas que se pongan a disposición de jóvenes.

Además, la Estrategia Autonómica de Apoyo Integral al sector Agroalimentario, Futura Alimenta 2014-2017, aprobada por el Gobierno autonómico el pasado 19 de junio, con el objetivo prioritario de mejorar la actividad económica y la creación de empleo, en el medio rural de la Comunidad, también apuesta por la formación.

Por otro lado, la Junta invierte 580.000 euros en la Formación del capital humano para conseguir una formación específica en innovación tecnológica y, fundamentalmente, en estrategia comercial. Las medidas que se van a desarrollar consisten en: creación de un Master en Gestión y Dirección de Empresas Agroalimentarias en colaboración con las universidades públicas y/o privadas de la región y con prestigiosos profesionales del sector agroalimentario y, dentro del Plan de Estímulos para Formación, gestionado a través del ECyL, se establecen una serie de ayudas para las empresas orientadas a reforzar la cualificación de los trabajadores con el objetivo de incrementar la empleabilidad de sus trabajadores, y siempre que adquieran el compromiso de contratación que se establezca.

La Santa Espina, una morada luminosa

En el acto que ha clausurado esta mañana la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha presentado además el libro 'La Santa Espina, una morada luminosa'. Esta publicación, de 170 páginas, con 82 fotografías y 32 ilustraciones del Plan Director, ha sido escrito por Antonio Piedra y el arquitecto Alberto Martínez-Peña, y prologado por José Jiménez Lozano (Premio Miguel de Cervantes 2002).

El libro, a través de sus cinco capítulos, analiza el monasterio de la Santa Espina desde la perspectiva de su propio 'ideador', Bernardo de Claraval, y su uso docente que ha sido su razón de ser durante todos estos años donde la agricultura y la ganadería tenían un papel fundamental: ‘Heredad intacta’, ‘Un proyecto para el hombre’, ‘La elección del lugar’, ‘La construcción de la casa’ y ‘Un morada para la eternidad’.