Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Comunicación
  • La Junta, el Ministerio de Cultura y las instituciones palentinas se unen para conmemorar el 30 aniversario de la muerte de Díaz-Caneja

La Junta, el Ministerio de Cultura y las instituciones palentinas se unen para conmemorar el 30 aniversario de la muerte de Díaz-Caneja

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Este año se celebra el 30 aniversario de la muerte del pintor palentino Díaz-Caneja y el 60 aniversario de la concesión del primer Premio Nacional de Pintura, motivo que ha llevado al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, a la Junta de Castilla y León y a las instituciones palentinas –Ayuntamiento y Diputación- a colaborar en un amplio programa de actividades. Entre ellas se incluye la organización, por parte de la Junta, de una exposición que aglutinará obras de todos los Premios Castilla y León de las Artes, dedicados a las artes plásticas. Díaz-Caneja fue el primer galardonado en esta categoría en el año 1984.

27 de febrero de 2018

Castilla y León | Presidente de la Junta de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; el alcalde de Palencia y presidente de la Fundación Díaz-Caneja, Alfonso Polanco; y la presidenta de la Diputación de Palencia y vicepresidenta de la Fundación, Ángeles Armisén, han mantenido hoy una reunión para coordinar el programa de actuaciones que se desarrollará a lo largo del presente año, con motivo de la conmemoración del 30 aniversario de la muerte del pintor Díaz-Caneja y el 60 aniversario de la concesión del primer Premio Nacional de Pintura.

La Junta de Castilla y León ha trasladado en la reunión celebrada hoy que pondrá en marcha una serie de actividades culturales para conmemorar el ‘Año Canejiano’. Las mismas se suman, por otra parte, a la colaboración habitual que mantiene la Consejería de Cultura y Turismo con la Fundación Díaz-Caneja para la proyección y puesta en valor de la obra del pintor palentino. Una ayuda que ya en 2017 pasó de 30.000 a 50.000 euros anuales. Por su parte, el Ministerio de Cultura, ha duplicado su aportación a la Fundación, coincidiendo con la mejora de la situación económica.

Por una parte, en el ámbito expositivo, la Consejería de Cultura y Turismo organizará una exposición que aglutinará obras de todos los Premios Castilla y León de las Artes, dedicados a las artes plásticas; una lista de la que Juan Manuel Díaz Caneja ocupó el primer lugar, obteniendo el galardón en el año 1984. La muestra incluirá más de medio centenar de obras pertenecientes a la docena de pintores reconocidos con el galardón: Juan Manuel Díaz-Caneja, José Vela Zanetti, Luis Sáez, José Sánchez-Carralero, Esteban Vicente, Modesto Ciruelos, Cristóbal Gabarrón, José María García Castilviejo, José María Mezquita, José María González Cuasante, Enrique Seco Esteban y Águeda de la Pisa. Junto a ellos, estarán representados los escultores Baltasar Lobo, Venancio Blanco, Ana Jiménez, Ángel Mateos y Alberto Bañuelos, así como el fotógrafo José Núñez Larraz. Tal exposición, que dentro del homenaje al primero de ellos, Díaz Caneja, pondrá en valor las artes plásticas de ‘los mejores de los nuestros’, podrá disfrutarse en la iglesia del Monasterio de Nuestra Señora del Prado, durante la segunda mitad del año 2018, periodo que centrará, por otra parte, la mayoría de actividades conmemorativas.

También en el ámbito expositivo, la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Cultura apoyarán con el préstamo de obras de su Colección de Arte Contemporáneo a la muestra que la Fundación Díaz-Caneja organizará en Palencia, con obra del propio Caneja y pintores paisajistas contemporáneos a él.

Además, para acercar la figura y la obra de Juan Manuel Díaz-Caneja a todos los castellanos y leoneses, la Consejería producirá, en el marco del programa de exposiciones itinerantes ALACARTA, una exposición que plasmará los aspectos más relevantes de la trayectoria vital y artística de Díaz-Caneja. La muestra, tras su primera exhibición en la ciudad de Palencia, itinerará por otras localidades de la provincia de Palencia y del resto de provincias de Castilla y León, a través de un programa que llega a más de un centenar de municipios.

Por otro lado, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León interpretará un concierto homenaje en la Plaza Mayor de Palencia en el mes de julio de 2018, enmarcado dentro del programa Plazas Sinfónicas. Dicho concierto brindará un homenaje a Díaz-Caneja con la proyección, simultánea a la música, de obras del pintor sobre la fachada del Ayuntamiento.

Por último, los centros dependientes de la Consejería de Cultura y Turismo realizarán un despliegue de actividades culturales ligadas al ‘Año Canejiano’. Así, en homenaje al paisajista, la Biblioteca Pública de Palencia organizará a lo largo de 2018 un ciclo de actividades que incluyen conferencias ligadas a la figura de Díaz-Caneja, talleres vinculando literatura y pintura, charlas en torno al paisajismo castellano y un club de lectura en torno a literatura y pintura y literatura y paisajismo. Por su parte, en el Museo de Palencia, se llevarán a cabo actividades didácticas para niños y jóvenes relacionadas con la obra de Díaz-Caneja y el paisajismo castellano.

Reforma de la sede de la Fundación Díaz-Caneja

Desde la Fundación se llevarán a cabo obras de reforma de su sede por un importe de cerca de 180.000 euros, financiados por Junta, Ayuntamiento y Diputación de Palencia. Estas obras incluirán el acondicionamiento de la zona exterior ajardinada y ​la mejora de la iluminación ornamental, entre otras actuaciones.​

Por otro lado, desde la Fundación Díaz-Caneja, se prevé una reorganización de la exposición permanente, con el fin de hacer más asequible y provechosa la visita para los particulares. Asimismo, se realizarán una serie de exposiciones temporales y la recuperación del Premio Caneja de Pintura, en su octava edición con una dotación de 12.000 euros. Asimismo, se organizarán conferencias, documentales, actos académicos, musicales, cinematográficos, literarios y pedagógicos, siguiendo con la línea marcada hace unos años y que ha conseguido un importante aumento en el número de usuarios y visitantes.​También está previsto que el horario de la Fundación se incremente en dos horas -por la mañana abrirá a las 9.30 y cerrará a las 14.00 horas y por la tarde abrirá a las 18.00 y cerrará a las 21.30 horas-.

​Por su parte, la Diputación ha previsto la realización de una exposición didáctica, con el objetivo de dar a conocer la figura de referente dentro del mundo del arte, contextualizándola en su época y ciudad, ambiente cultural y acontecimientos históricos. Esta exposición se desarrollará en la sala de exposiciones de cultura de la Diputación Provincial y de su organización se hará cargo la Institución Provincial como aportación a la celebración.

Biografía de Díaz-Caneja

Juan Manuel Díaz-Caneja nació en la localidad palentina de Pozo de Urama en 1905. En 1923, con 18 años recién cumplidos, se traslada a Madrid para estudiar la carrera de arquitectura, pero enseguida lo cautiva la pintura. Abandona los estudios arquitectónicos y comienza a formarse junto a Vázquez Díaz, su maestro. Con sus amigos Benjamín Palencia y Alberto Sánchez recorre los campos de las afueras madrileñas y comparte la experiencia de la ‘Escuela de Vallecas’.

Años de bohemia y tertulias de café, Caneja vivió una temporada en la Residencia de Estudiantes, donde conoció al pintor portugués Almada Negreiros, entabló buena amistad con Alberto Sánchez, Luis Castellanos, Maruja Mallo y los poetas Luis Felipe Vivanco y Herrera Petere, departió con Federico García Lorca y con Rafael Alberti, y compuso versos primerizos, publicados en la revista burgalesa ‘Parábola’. En 1929 viaja a París y entra en contacto con las nuevas tendencias (especialmente con el cubismo), con miembros de la escuela española y con el propio Picasso. De ese primer influjo cubista queda, por ejemplo, ‘Fábrica’ (1929) y ‘Composición’ (1930). A su regreso a España participa en diversas exposiciones colectivas, especialmente en el ‘Primer Salón de los Independientes’ del Heraldo de Madrid. En aquel tiempo también expone en ‘La Consigne’ de París.

Se traslada a Zaragoza cuando su padre es nombrado gobernador civil de la ciudad. Trabaja con Corrales y con el pintor González Bernal, a quienes había conocido en París. Políticamente comprometido con la Segunda República, en 1934 expone individualmente, por primera vez, en el madrileño Museo de Arte Moderno, con obras de carácter cubista. Doce meses después participa en la muestra parisina ‘L’Art Espagnol Contemporaine’ y en el ‘Musée des Ecoles Etrangères’. Al estallar la Guerra Civil, Díaz-Caneja, afiliado al Partido Comunista y miembro además de la CNT, se enrola en el ejército republicano. Represaliado por el Franquismo, pena prisión tardía en Carabanchel y Ocaña (1948-1951), pero no deja de pintar. Cuando en 1951 se celebra el juicio que lo condena a dos años de cárcel, le llega la libertad por haber cumplido ya ampliamente la condena. Al poco de salir expone en el Museo Nacional de Arte Moderno y en la Primera Bienal Hispanoamericana de Arte, celebrada en Madrid.

A partir de los años 40 se fija el perfil definitivo de su pintura, en la que, sobre una base cubista y a través de armoniosas gamas de amarillos y tierras, recrea con pureza y esencialidad el paisaje castellano. De los años 60 y 70, en los que unas manchas de color, más o menos fragmentadas, se van enriqueciendo con diversas tonalidades y matices, deja obras capitales como ‘Tierra’ (1962) y ‘Pueblo’ (1974). Pinta a la Castilla más alegre y colorida, menos árida, en obras como ‘Tierras amarillas’ (1976) y ‘Tierra azul’ (1982).

En sus últimos años –fallecería en Madrid, el 24 de junio de 1988- avanzó hacia la abstracción, aunque fiel siempre al paisaje castellano; así hizo, por ejemplo, en ‘Tierra roja’ y ‘Mancha negra’, ambas de 1987. Tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1954, segunda en 1957 y primera en 1962, Caneja fue distinguido con el Premio Nacional de Pintura en 1958, el Premio Goya de la Villa de Madrid (1960), el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1980 y el Premio Castilla y León de las Artes en 1984. Al año siguiente fue nombrado Hijo Predilecto de Palencia, localidad que alberga la Fundación que lleva su nombre.