Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

La Región Norte de Portugal, Galicia y Castilla y León constituyen la primera Macrorregión del territorio ibérico

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

El presidente de la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional de la Región Norte, Carlos Cardoso Lage, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, han firmado este mediodía en Valladolid el convenio por el que se constituye la Macrorregión "Regiones del Sudoeste Europeo (RESOE)", la primera de este tipo que se pone en marcha en el territorio ibérico. Las macrorregiones, tal y como las define la propia Unión Europea, son territorios de regiones pertenecientes a diferentes países asociados por uno o más rasgos o desafíos comunes. Es decir, una unión de regiones que se unen para hacer un camino juntos y alcanzar objetivos conjuntos en base a intereses y recursos comunes."

17 de septiembre de 2010

Castilla y León | Gabinete del Presidente

Uno de los fundamentos que justifican esta nueva etapa de colaboración consiste en la constatación" de que los tres territorios comparten recursos e intereses comunes así como problemas y posibilidades de solución conjuntas con potenciales creaciones de economías de escala y valor añadido. Si bien está comúnmente asumido que la Unión Europea marque las directrices de la política de cohesión territorial en todo el territorio de la Unión, quienes de verdad conocen las posibilidades, singularidades y necesidades son los gobiernos más próximos al ciudadano, de manera que una vez cumplidas las orientaciones que vienen de las instituciones comunitarias, llega el momento de que sean estas administraciones las indiquen a Europa cuáles son las alianzas que se quieren abordar, algo que tiene importantes ramificaciones a la hora de conseguir nuevas posibilidades para captar fondos europeos ante el próximo marco presupuestario.

Las nuevas oportunidades que ofrece la mundialización van, por tanto, más allá del los marcos tradicionales, forjados a través de las comunidades de trabajo, herramientas a las que no sustituye la Macrorregión que nace con la posibilidad de que otras regiones, previa solicitud y mediante acuerdo, puedan pasar a formar parte de ella. Esta herramienta resulta también ideal para fomentar la implicación de la sociedad civil en un instrumento no encorsetado por normas ni legislaciones y permite constituir un foro en el que poder, de forma conjunta con los socios, abordar problemas y potencialidades.
La Macrorregión aglutina a más de nueve millones de habitantes repartidos entre los tres territorios con una extensión superior a los 145.000 kilómetros cuadrados en la que se asientan una veintena de universidades y siete aeropuertos de diferente tamaño, entre otros recursos. La distribución laboral por sectores es muy similar con un predominio de los servicios, seguido por la industria, la construcción y las actividades agrícolas y ganaderas.
Entre las tareas que se abordarán en el corto plazo destaca la presentación de la Macrorregión en los "Open Days" que se celebran en Bruselas el próximo mes de octubre. Los "Open Days" son la semana europea de las regiones y las ciudades en la que éstas muestran al conjunto de la Unión iniciativas innovadoras en diferentes ámbitos. También está previsto dar a conocer la Macrorregión en el Comité de las Regiones y en asociaciones europeas como la ARFE (Asociación de Regiones Fronterizas Europeas), la ARE (Asociación de Regiones Europeas) y la CRPM (Conferenciade Regiones Periféricas y Marítimas). Asimismo, la intención de sus integrantes es que la Macrorregión se dé a conocer en la próxima Cumbre Hispano-Lusa que se celebrará en la localidad portuguesa de Elvas este año.
Tanto Galicia como Castilla y León mantienen una larga y provechosa relación con Portugal y, en concreto, con la Región Norte, a través de la comunidad de trabajo establecida para tal fin. La que vincula a las autoridades lusas con el territorio castellano y leonés se constituyó en Braganza en el año 2000. La Comunidad de Trabajo entre Galicia y la Región Norte se creó en 1991 y en septiembre de 2008 se constituyó mediante convenio la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Galicia-Norte de Portugal.
De igual manera, la colaboración entre Galicia y Castilla y León acumula una importante trayectoria de trabajo en común que ha cobrado una nueva dimensión a partir de la firma del Protocolo General de Colaboración suscrito entre ambos gobiernos en enero de este año.
Áreas de colaboración
La colaboración entre Castilla y León, Galicia y la Región Norte portuguesa se extiende, tal y como contempla el Memorando de Entendimiento, a siete ámbitos: institucional,economía e industria
universidades e investigación
empleo
medio ambiente, cultura y turismo así como los transportes y la logística.
En el plano institucional, una de las primeras tareas que abordarán los tres territorios es la aprobación de una estrategia macrorregional que permita delimitar unos proyectos comunes con la intención de presentarlos ante las autoridades nacionales y europeas, según proceda, para acceder a los fondos necesarios teniendo muy presente el nuevo marco financiero 2014-2020. Además se intercambiará información y se fomentará la participación mutua en los foros de cooperación transfronteriza, interregional y transnacional en el que las partes firmantes tengan presencia.
De hecho, y con la mirada puesta en el escenario que dibuja la Estrategia 2020 de la Unión Europea, los integrantes de la Macrorregión coinciden en demandar un incremento de los fondos comunitarios destinados a la cooperación territorial, al menos hasta el mismo nivel que se aplicaba en la década de los noventa.
El sector de la automoción, dentro del ámbito económico, ocupa un papel muy relevante para los tres territorios. La existencia tanto de fabricantes como de industria de componentes y servicios para esta industria conlleva la necesidad de estimular la creación de alianzas estratégicas entre unos y otros, de modo que también se puedan crear "clusters" empresariales en sectores comunes y que también les vinculen con los centros tecnológicos y las universidades.
También se concede especial importancia al sector alimentario que el memorando firmado esta mañana en Valladolid califica de "estratégico" por la concentración de esfuerzos que representa entre el sector primario y la industria de transformación. Por ello se apunta la "necesidad" de impulsar estrategias comunes en el campo de los productos de calidad, la innovación y los canales de distribución.
Estas alianzas estratégicas se extenderán al denominado "cluster de la moda" donde también se quiere vincular todos los eslabones desde la producción hasta la comercialización de la industria textil, la moda, los accesorios, el calzado y la decoración, ya que generan y mantienen un importante número de empleos.
Las universidades centran la segunda de las áreas en las que trabajará la Macrorregión a partir de la existencia de una larga tradición académica. Lo que se pretende, en este caso, es crear un espacio de excelencia dentro del Espacio Europeo de Enseñanza Superior, que canalice e impulse la oferta de dobles titulaciones, fomente el intercambio de alumnos y profesores y estimule la docencia y la investigación.
La relación universidad-empresa, la internacionalización en materia de I+D+i y los modelos de financiación de los respectivos sistemas universitarios serán objeto de iniciativas dirigidas a compartir experiencias y realizar programas conjuntos.
Dentro del ámbito laboral, y desde la base existente a través de las iniciativas que ya desarrollan los tres componentes de la Macrorregión en aspectos relacionados con la movilidad transfronteriza de trabajadores y la coordinación entre las oficinas y los centros de empleo, el objetivo pasa por impulsar estas políticas para actuar coordinadamente tanto en el aspecto territorial como en el sectorial y aprovechar así aquellas experiencias positivas y proyectos innovadores que puedan dinamizar la creación de empleo y la formación de los trabajadores.
La Macrorregión cuenta con un rico patrimonio natural que proporciona múltiples posibilidades de cooperación, por ejemplo, en la gestión coordinada de los espacios que comparten Castilla y León, Galicia y la Región Norte (incluidos aquellos que forman parte de la Red Natura 2000) para conseguir una repercusión favorable tanto en su difusión como en su conservación para lo que se ha previsto la realización de campañas dirigidas a sectores específicos, como la población escolar. Ese esfuerzo por la protección y la preservación se extenderá también a las especies que habitan en esos lugares y asimismo se reforzará la colaboración en materia de incendios forestales.
Si los recursos naturales compartidos son importantes, también lo son el patrimonio artístico y cultural. Son de especial interés las muestras del denominado "románico atlántico" que jalonan todo el territorio de la Macrorregión. Junto al Camino de Santiago francés que atraviesa la franja norte de nuestra Comunidad y culmina en Galicia existen otros "caminos a Santiago" cuya potenciación en términos culturales y turísticos también será explorada.
La séptima de las áreas planteadas en el documento rubricado por Cardoso Lage, Núñez Feijóo y Herrera quiere lograr un mayor impacto y eficiencia en las acciones que se desarrollen en todos los modos de transporte y logística. A partir de la base que supone el Libro Blanco sobre el futuro de los transportes, los componentes de la Macrorregión se comprometen a apoyar la red de transportes, como instrumento para integrar los espacios y poblaciones de forma que se vean beneficiados por las sinergias y los impactos positivos que una infraestructura de este tipo implica.
Al mismo tiempo, las autoridades comunitarias están desarrollando una estrategia para una política marítima integrada, una realidad que quiere aprovechar la nueva Macrorregión a través del refuerzo del "hinterland", es decir, el territorio que conecta los puertos y plataformas logísticas de sus miembros.
Junto a estos asuntos, el Memorando de Entendimiento concreta la posibilidad de abordar proyectos conjuntos en otras áreas que puedan resultar de interés. La presidencia de la Macrorregión será desempeñada de manera conjunta y simultánea por los presidentes de las tres regiones y se constituirá un Comité encargado del seguimiento, la coordinación y la aplicación de las medidas incluidas en el Memorando. Este órgano estará presidido por los consejeros responsables en materia de acción exterior de cada una de las partes y las tareas que le son propias estarán lideradas de forma rotatoria y anual por cada uno de esos tres representantes. Se ha acordado que Galicia desempeñe esta tarea durante el primer año.
Uno de los aspectos novedosos que conlleva la puesta en marcha de la Macrorregión es la constitución de grupos de trabajo para cada una de las áreas de actuación que se han planteado o que puedan establecerse en el futuro, algo que se hará de manera inmediata y con la idea de que todos estén constituidos antes de que acabe este año. Su objetivo es la realización de proyectos conjuntos, el impulso y la coordinación de las áreas de colaboración. Estarán coordinados por el comité de seguimiento e integrados por representantes de la sociedad civil: organizaciones empresariales y sindicales
universidades así como todas aquellas asociaciones y colectivos que puedan contribuir a la consecución de los objetivos de la Macrorregión.