Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Contenido principal. Saltar al inicio.

Aprobados 19,8 M€ en subvenciones a los concesionarios de servicios de transporte público regular de viajeros por carretera para compensar el déficit ocasionado por la COVID-19, lo que supone un total de 27,5 M€ para el sector

  • Ir a descargas
  • Abre una nueva ventanaImprimir

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la concesión directa de una subvención a los 131 titulares de 243 concesiones de los servicios de transporte público regular de uso general de viajeros por carretera para compensar el déficit de explotación y la pérdida de ingresos como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 correspondientes al periodo 2020.

Consejo de Gobierno del 17 de diciembre de 2020

Castilla y León | Consejería de Fomento y Medio Ambiente

Esta subvención junto con la que el pasado mes de junio de 2020 autorizó el Consejo de Gobierno con la misma finalidad por 7.682.839 euros, supone que el importe que ha destinado la Junta de Castilla y León en el año 2020 para apoyar al sector del transporte regular de viajeros por carretera asciende a un total de 27.547.110 euros.

Esta cuantía es reflejo del compromiso de la Junta de Castilla y León con las pequeñas y medianas empresas del sector del transporte de viajeros de nuestra Comunidad Autónoma, contribuyendo a garantizar la prestación de un servicio público a través de la continuidad de su actividad y de los puestos de trabajo vinculados a la misma

Con esta subvención, la Junta de Castilla y León contribuye al mantenimiento del sistema concesional de transporte público de viajeros por carretera de la Comunidad Autónoma. Lo que supone a su vez el sostenimiento de la oferta de transporte regular y de transporte a la demanda que se presta en la actualidad

Desde mediados del mes de marzo de 2020, tras la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y sus sucesivas prórrogas, las restricciones a la movilidad impuestas por la administración han tenido como consecuencia directa una minoración sustancial de los usuarios y una reducción drástica de los ingresos de las concesiones de transporte público de viajeros.

Al mismo tiempo, y una vez levantadas las restricciones de movilidad, los datos demuestran que el uso del transporte público de viajeros no se ha recuperado a niveles similares a los del año 2019 sino todo lo contrario, la caída del mismo se sitúa en torno al 50%, lo que ha propiciado un problema gravísimo de  falta de liquidez de las empresas dedicadas al transporte de viajeros, es decir, la capacidad de las mismas para hacer frente a las obligaciones a corto plazo y el mantenimiento de la prestación del servicio de transporte calculándose que el déficit de explotación durante el año 2020 alcanza los 27.547.110 euros.

Las actuaciones que ha venido desarrollando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se dirigen, de un lado, a dotar con servicio de transporte público a aquellos pequeños núcleos de población que carecían del mismo, desarrollando el transporte a la demanda y de otro lado a mejorar el servicio ya existente debido a las nuevas necesidades de movilidad derivadas de la propia configuración socio territorial de Castilla y León.

Los 15 municipios de la región con más de 20.000 habitantes albergan más del 50 % de la población. A esta circunstancia se une que el 88 % de sus municipios están habitados por el 20 % de la población. Proporción que se incrementa aún más si tenemos en cuenta las entidades de población de ámbito inferior al municipio donde en el 92 % de ellas, vive sólo el 26 % de los habitantes de Castilla y León.

Esta concentración de población en unos pocos municipios y una gran despoblación en la gran parte del territorio de la Comunidad Autónoma hace que el esfuerzo necesario para poder mantener servicios de transporte público para las diferentes localidades de la Comunidad Autónoma sea muy elevado en situaciones normales, por lo que, en esta situación de pandemia global, los esfuerzos deben multiplicarse para poder seguir permitiendo que los ciudadanos de la Comunidad puedan efectuar sus desplazamientos con la mayor seguridad posible.

(*) Se adjunta anexo con los beneficiarios