Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Los positivos COVID-19 actuales en la Comunidad son 230.893 casos, con 224.093 detecciones en pruebas de infección activa

  • Ir a descargas

11 de mayo de 2021

Castilla y León | Consejería de Sanidad

Castilla y León registra hoy 294 nuevos casos de la enfermedad COVID-19, con lo que su número actual acumulado es 230.893; de esa cifra, 224.093 se han diagnosticado mediante pruebas de infección activa (*).

Todos los nuevos positivos se han declarado atendiendo a la definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la Autoridad sanitaria nacional en la Estrategia de Vigilancia, Diagnóstico y Control en la Fase de Transición de la Pandemia de la COVID-19; de los 294 nuevos casos notificados hoy al C.C.A.E.S. de acuerdo con el criterio epidemiológico del Ministerio de Sanidad, 265 han tenido diagnóstico el día previo.

Los brotes activos (**) actualmente en el conjunto de la Comunidad son 357 y los casos positivos a ellos vinculados, 2.020.

Desde la anterior información se han dado 73 altas hospitalarias, para un total de 29.612 pacientes y se ha registrado un fallecimiento en hospitales, para un acumulado de 5.719 decesos en ese ámbito asistencial.

La situación epidemiológica y asistencial, recogida territorialmente, puede consultarse en el archivo adjunto de forma más amplia, a través de este enlace al Portal de Transparencia de la Administración castellana y leonesa, ( Enlace a la información actualizada sobre el nuevo coronavirus COVID-19 en Castilla y León ); también ahí puede encontrarse la evolución diaria de la vacunación frente a la COVID-19 en la Comunidad.

La Autoridad sanitaria autonómica insiste en la relevancia, para superar la pandemia y sus consecuencias de toda índole, de las responsabilidades individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo con las medidas preventivas referidas al uso obligatorio de la mascarilla, a la distancia interpersonal y a la higiene de manos, además de aquellas otras de ámbito sectorial definidas en la normativa vigente; asimismo se recuerda a la ciudadanía la necesidad de limitar los encuentros sociales fuera del entorno de convivencia estable.

Precisamente, en ese ámbito de responsabilidad personal y sectorial, la Junta de Castilla y León ha actualizado la regulación de los niveles de alerta pandémica y del plan de medidas preventivas frente a la COVID-19 en la Comunidad, centrados estos cambios en lo referido a limitaciones de aforos y de horarios ( Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo, de la Junta de Castilla y León, por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la pandemia por la COVID-19 )

Por otra parte, hay que recordar que, actualmente, son 29 los municipios castellanos y leoneses que se sitúan con medidas excepcionales para la contención pandémica ( Acuerdo 47/2021, de 10 de mayo, de la Junta de Castilla y León, por el que se actualiza la relación de municipios a los que se aplican las medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional previstas en el Acuerdo 33/2021, de 5 de abril ); el resto de municipios de la Comunidad continúan en el nivel 4 ordinario de alerta sanitaria pandémica.

El Gobierno castellano y leonés reitera la importancia de cumplir con todas las medidas en vigor, especialmente con las que hacen mención a aspectos preventivos individuales y de relación social, tales como el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos, la distancia de seguridad interpersonal, etc., así como aquellas otras de carácter colectivo y sectorial.

Sólo a través de la corresponsabilidad, la solidaridad y la colaboración ciudadana y con el esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios, la pandemia por la COVID-19 podrá ser superada, siendo para ello fundamental cumplir las recomendaciones sociales y sanitarias de autoridades nacionales, autonómicas, provinciales y locales.

(*) Pruebas diagnósticas de infección activa: PCR y test Ag.

(**) Se considera brote cualquier agrupación de tres o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico y, en el caso de residencias de personas mayores u otros centros socio sanitarios, con uno o más casos. Un brote activo se define como aquel que haya tenido algún caso en los últimos catorce días, teniendo en cuenta la fecha de inicio de síntomas o la de diagnóstico, si la de los síntomas no está disponible.