Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Declaración del edifico de la Casa de las Cadenas, en Segovia, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración del edificio segoviano de la Casa de las Cadenas, situado en la Plaza Conde Cheste, 6, Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Con esta declaración se resuelve el expediente incoado en 1982.

Consejo de Gobierno del 23 de junio de 2022

Castilla y León | Consejería de Cultura, Turismo y Deporte

En esta declaración de Bien de Interés Cultural se delimita un entorno de protección  mínimo, en el que cualquier intervención que se realice pueda alterar los valores arquitectónicos y paisajísticos que definen el Monumento, con el fin de garantizar de forma adecuada su protección, contemplación, apreciación o estudio.

La Casa de las Cadenas, también llamada de la Cadena o de Segovia, se encuentra adosada a las murallas de la ciudad como uno de los estribos de la desaparecida puerta de San Juan, que servía de entrada a la ciudad por el lado oriental, el más accesible, por lo que, desde un principio, la casa fue un baluarte defensivo de primer orden.

La muralla en su recorrido se encuentra reforzada por una serie de cubos y casas fuertes. Si el Alcázar tenía la función de refugio y lugar de encastillamiento seguro, a la Casa de la Cadenas le fue confiado, junto a la de los Cáceres, la defensa del lado nororiental de Segovia, como contrapunto, dentro del sistema defensivo de la ciudad, del Alcázar.

Los Condes de Chinchón y Marqueses de Moya, señores de la casa desde fines del siglo XV, fueron al tiempo alcaides del Alcázar, es decir, en sus manos tenían la llave de los dos núcleos más estratégicos de la ciudad y los Reyes Católicos les habían entregado, junto con la alcaldía, la custodia de las puertas de la ciudad. por lo que, en la Casa de las Cadenas se centraba el aparato militar de Segovia.

Pero los orígenes de la casa son al menos tan antiguos como las propias murallas, comenzadas a construir en tiempos de Alfonso VI, una vez conquistada la ciudad, pues la defensa de la puerta que existió en este punto exigía un baluarte, origen de la casa actual y de su carácter militar. Esa característica del edificio dio un especial protagonismo a la casa hasta la época de los Comuneros, disminuyendo después al desaparecer la inseguridad en Segovia, como en toda Castilla.

Características del monumento

La casa abre su puerta a la plaza del Conde de Cheste, donde se encuentran algunas de las más interesantes casas nobles de Segovia. Esta concentración de edificaciones singulares completa la importancia del barrio denominado de los Caballeros.

La principal torre del edificio se encuentra en el lado opuesto a la muralla, dentro del esquema defensivo de recintos sucesivos y su ubicación se relaciona con la necesidad de defensa al interior de la ciudad, sistema que dio lugar a tantas otras torres en Segovia. El blasón labrado en piedra clara sobre las grandes dovelas de la puerta principal de la casa, es contemporáneo de la época de mayor esplendor de la casa,  alrededor del año 1500. Las murallas formaron desde el principio parte de la casa, de la que constituyeron sus muros orientales. Quizá las bóvedas de la torre mayor sean también anteriores al siglo XV, al que se pueden adscribir parte de las construcciones que hoy subsisten.

El conjunto del edificio es de planta cuadrada con patio central y torres en las cuatro esquinas excepto en la nororiental. Otra de las torres, la suroriental, es uno de los cubos de la muralla; otra es de planta circular, cubierta con un tejado cónico y con algunos elementos decorativos inspirados en la función militar de la torre. La gran torre de la esquina noroeste, cubierta con tejado de estructura de madera, alberga en algunos niveles locales de las actuales viviendas.

El patio central con sus arcos escarzanos  carece de galerías a uno de sus lados, el que corresponde a la muralla. Los arcos, con sus capiteles ochavados, y las bolas que adornan el patio son los que definen estilísticamente al patio como de los Reyes Católicos o de Isabel. De la misma época datan los artesonados que conserva la casa, con los blasones de los Moya y cruces de San Andrés.

Como elementos singulares del interior de la casa se cuenta una chimenea de mármol del siglo XVIII y otra reciente con cerámica obra de Daniel Zuloaga, que estableció su taller cerca de este edificio, en la antigua iglesia de San Juan de los Caballeros.