Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Contenido principal. Saltar al inicio.

Más de 250 personas se han formado en la jornada online sobre innovación en el sector apícola organizada por el Itacyl

  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

El Instituto continúa apostando por la formación especializada como herramienta para conseguir un sector agroalimentario más eficiente e innovador

18 de octubre de 2020

Castilla y León | Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) ha organizado, a través de la Red de Innovación Rural y junto con las fundaciones generales de las universidades de Valladolid, León, Salamanca y Burgos, una nueva jornada online dedicada en esta ocasión al sector apícola.

En ‘Productos apícolas: requisitos técnicos de los procesos de envasado y transformación’, los más de 250 inscritos han podido ampliar sus conocimientos sobre la calidad, el etiquetado y la comercialización de la miel y otros productos apícolas. Más de 50 participantes se han conectado desde otras comunidades autónomas y también ha habido inscritos de tres países americanos.

Con la organización de estas jornadas, el Itacyl continúa apostando por la formación especializada como herramienta para conseguir un sector agroalimentario más eficiente e innovador, capaz de adaptarse a las nuevas demandas del mercado.

Contenidos de la jornada

La jornada ha comenzado con la intervención de Mª Teresa Sancho Ortiz, catedrática de Nutrición y Bromatología e investigadora del Grupo de Investigación Calidad, Tipificación y Envejecimiento de la Miel de la Universidad de Burgos que, en su ponencia ‘Calidad y etiquetado de la miel’, ha hecho referencia a la regulación y las denominaciones de la miel. También se ha centrado en la materia prima, forma de elaboración o presentación, composición, aspectos técnicos relacionados con su calidad comercial y su envejecimiento o vida útil. Para finalizar, ha mencionado los beneficios que aporta la miel a otros alimentos, así como información relativa a su etiquetado, algo que genera bastante controversia en el sector y reclama mayores controles en el origen de la miel y para evitar fraudes.

Miguel Rodríguez Blanco, apicultor e ingeniero de montes copropietario de Miel Montes de Valvení, en Valoria la Buena (Valladolid), ha ofrecido una visión amplia del proceso de extracción de la miel hasta su puesta en el mercado. En la ponencia ‘Requisitos técnicos y legales para el envasado de la miel’, ha desarrollado cuestiones sobre las características de la recolección de los panales de miel, el dimensionado de las salas específicas para el envasado, decantado, filtrado y loteado para lo que ha mostrado vídeos bastante orientativos.

En la charla ‘Comercialización de la miel y otros productos de la colmena’, Thais Vélez Carrasco, estudiante de Veterinaria y trabajadora de Miel Ecológica Urzapa, en Sueros de Cepeda (León), ha mostrado una visión amplia del sector, especificando los distintos productos que se pueden obtener de la colmena y su regulación legal.

En la mesa de experiencias, Reina Kilama y Mª Inés Calvo, todo un referente femenino en la apicultura palentina, han puesto en valor el papel de la mujer rural y sus dificultades a la hora de tener que comercializar su miel como pequeña productora. Para finalizar, Rodrigo José Heras ha mostrado la posibilidad de ampliar los horizontes de la apicultura a través de elaboración de una bebida alcohólica tan poco conocida como la hidromiel, que en los últimos años se está abriendo mercado.

La apicultura en Castilla y León

Castilla y León es la tercera comunidad autónoma, después de Andalucía y Extremadura, en número de colmenas, con 447.835, lo que supone un 14,9 % del total nacional. La Comunidad tiene una producción de 4.800 toneladas de miel y 197 toneladas de cera. Por provincias, Salamanca lidera el censo de colmenas, al concentrar el 62 % de las existentes en Castilla y León.

Sector apícola

En los últimos años el sector viene manteniendo un crecimiento constante, tanto en número de colmenas, como de explotaciones y apicultores. En el ámbito comunitario, España destaca por su censo de colmenas (alrededor del 16 % de las colmenas de la Unión Europea), así como por el hecho de que el 80 % se encuentra en manos de apicultores profesionales (aquellos que gestionan más de 150 colmenas).

El grado de profesionalización de la apicultura en España supera la media de la UE, con alrededor de un 22 % de apicultores profesionales. Este perfil, unido a datos productivos y de comercio exterior de gran relevancia, refleja la importancia del sector apícola español.

En el ámbito nacional, la mayor parte del censo de colmenas y de la producción de miel y cera se concentra en las comunidades autónomas de Extremadura, Andalucía, Castilla y León y la Comunidad Valenciana. En cuanto al número de explotaciones, se concentran en Castilla y León, Andalucía y Galicia.

Diferentes tipos de apicultura

En España conviven una gran diversidad de modelos productivos que reflejan la actividad apícola en cada Comunidad. A grandes rasgos, se puede hablar de dos apiculturas diferentes: la existente en la zona norte, noroeste y las comunidades insulares (caracterizada por el alto grado de apicultores pequeños que, en su mayoría, no practican la trashumancia) y la predominante en el centro y sur/sureste (con un mayor grado de profesionalización y mayoritariamente trashumante).

El principal valor de esta actividad agraria, con unas características propias que la diferencian del resto de producciones ganaderas, radica en su importante contribución en el mantenimiento de los ecosistemas y la biodiversidad a través de la polinización entomófila realizada por la cabaña apícola.

Las propiedades y beneficios de la miel de abeja han sido conocidos y utilizados a lo largo del tiempo. Actualmente, esta sustancia constituye uno de los endulzantes naturales primarios más importantes, cuyos beneficios van desde un sabor agradable al paladar, hasta la posible prevención y tratamiento de enfermedades.