Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta pide al Gobierno de España que Valladolid sea la sede de la Oficina del Dato

  • Compartir

El vicepresidente y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha remitido este viernes una carta a la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, para solicitar formalmente que la División de la Oficina del Dato, de reciente creación por parte del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, tenga su sede en la ciudad de Valladolid. Esta división va a desempeñar, entre otras funciones, el diseño de las estrategias de gestión de datos, la creación de espacios de compartición de datos entre empresas, ciudadanos y Administraciones Públicas y el diseño de las políticas de Gobernanza y estándares en la gestión y análisis de datos que deben regir en la Administración General del Estado.

31 de octubre de 2020

Castilla y León | Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior

La Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior se ha dirigido al Gobierno de España para proponer la Comunidad y, en concreto, la ciudad de Valladolid como lugar en el que se ubique la División de la Oficina del Dato, de reciente creación según la Orden ETD/803/2020, de 31 de julio, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 27 de agosto de este año. Esta petición de la Junta de Castilla y León se suma a las ya formuladas por el Ayuntamiento de Valladolid, Empresa Familiar de Castilla y León, Data Economy España y Alastria; además, las organizaciones citadas ya han puesto de relieve el especial impulso e iniciativa de la Universidad de Valladolid en la docencia e investigación en el ámbito de la tecnología de los datos y de la información estadística.

Francisco Igea ha expuesto en su carta a Carme Artigas que este Gobierno autonómico –de un modo particular, la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior que dirige- está totalmente volcado en la consecución de algunos objetivos compartidos desde un punto de vista competencial: el emprendimiento tecnológico, la digitalización, el análisis y la gestión de los datos y el desarrollo e implantación de soluciones de inteligencia artificial.

La propuesta para que el Gobierno de España descentralice esta División y la establezca en Valladolid se realiza, por parte de la Junta, aprovechando la experiencia y los conocimientos adquiridos y el compromiso que se materializan en la gestión que a diario se realiza mediante el Portal de Datos Abiertos, distinguido a finales de 2019 por la Asociación Multisectorial de la Información (ASEDIE). En la misiva, el vicepresidente de la Junta recuerda el esfuerzo especial que Castilla y León ha realizado en la gestión de la información y de los datos sanitarios relacionados con la COVID-19, labor reseñada por responsables sanitarios, gestores públicos de todos los niveles y las unidades de datos de grandes medios de comunicación de nuestro país.

Funciones de la División de la Oficina del Dato

De esta nueva división que se añade al organigrama del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y dentro de él a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial dependen cinco funciones principales. La primera de ellas es el diseño de las estrategias y marcos de referencia en materia de gestión de datos, la creación de espacios de compartición de datos entre empresas, ciudadanos y Administraciones Públicas de manera segura y con gobernanza (sandboxes, data spaces nacionales y europeos, ecosistemas de datos para uso sectorial tanto público como privado, etc.) y el empleo masivo de los datos en los sectores productivos de la economía mediante tecnologías Big Data e Inteligencia Artificial, entre otras, así como el desarrollo de mecanismos de acceso seguros a estas plataformas de datos, para la toma de decisiones públicas basadas en datos o para uso empresarial, garantizando su seguridad y gobernanza a través de arquitecturas API u otros mecanismos. Sin perjuicio de las competencias que la legislación europea y nacional atribuyen al Instituto Nacional de Estadística.

En segundo lugar, el diseño de las políticas de Gobernanza y estándares en la gestión y análisis de datos que deben regir en la Administración General del Estado; esto es, coordinación de modelos, recomendaciones y valoraciones sobre soluciones tecnológicas de codificación, anonimización y tratamiento de datos, sistemas de geolocalización, plataformas y modelos de intercambio, interacciones, modelizaciones y valoración de riesgos, seguridad en la gestión y almacenamiento de los datos, entre otros.

La tercera función fija el desarrollo de un Centro de Competencia de analítica avanzada de datos que defina las metodologías y mejores prácticas y que asegure que se desarrollan las competencias tecnológicas y las herramientas necesarias para la toma de decisiones basadas en datos por parte de las Administraciones Públicas, permitiendo el desarrollo de políticas basadas en evidencia. En cuarto lugar, y como función atribuida, consta la formación y el desarrollo de mecanismos de transferencia de conocimiento a los distintos ministerios y Administraciones Públicas. Por último, de la División de la Oficina del Dato también dependerá la coordinación técnica de las iniciativas en materia de datos de los distintos departamentos ministeriales y Administraciones Públicas en el marco de las estrategias y programas de la Unión Europea.