Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural aprueba un nuevo reglamento del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Queso de Valdeón

  • Compartir
  • La nueva norma facilita una gestión más moderna de la figura de calidad implantando sistemas de control más eficaces y con mayores garantías para mercados y consumidores
  • Esta nueva regulación permitirá al Consejo tener un marco normativo actualizado para realizar sus funciones de forma más eficiente

4 de mayo de 2021

Castilla y León | Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica mañana la Orden por la que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural aprueba la modificación del Reglamento del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Queso de Valdeón.

Desde el año 2004 en que se aprobó el primer Reglamento de esta IGP se han producido cambios significativos, tanto en términos legales como técnicos, que hacían necesario aprobar una nueva normativa para este Consejo Regulador.

Este nuevo texto incorpora entre sus novedades, respecto a la regulación actual, un tratamiento administrativo más simplificado y homogeneizado en lo que respecta a la incorporación de los operadores al régimen de calidad y se acortan los plazos para la tramitación.

Desde el punto de vista de garantías al consumidor, la IGP estará sometida a rigurosos controles de calidad. En primer término, el control oficial lo realizará el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León aunque se deja abierta la posibilidad de delegar tareas de control en entidades de certificación acreditadas.

Con esta nueva reglamentación se pretende una gestión más moderna de la Indicación Geográfica Protegida, atribuyendo una mayor responsabilidad a los operadores y la implantación de sistemas de control más eficaces y con mayores garantías para mercados y consumidores.