Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Mañueco defiende que los fondos europeos no pueden ser un “talón de cheques” y exige criterios de reparto justos y una negociación multilateral

  • Compartir
  • Ha afirmado que para acelerar la recuperación, hay que acelerar en la vacunación y que Castilla y León se sitúa en los puestos de cabeza de España, pero tiene capacidad para incrementar el ritmo si se recibieran más dosis
  • Ha reiterado que los fondos europeos tienen que llegar a la España de interior, deben servir para avanzar en un nuevo modelo de progreso, cambiar tendencias y afrontar la despoblación

14 de julio de 2021

Castilla y León | Presidente de la Junta de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha intervenido esta mañana en la IX Edición del Curso Universitario de Verano Prensa y Poder “La España del empresariado y emprendimiento tras la pandemia”, donde ha destacado el importante papel que los empresarios y autónomos, a quienes ha reconocido su esfuerzo durante los duros momentos de la pandemia, juegan en la recuperación, al tiempo que ha asegurado que cuentan con todo el apoyo del Ejecutivo autonómico.

En segundo lugar, el presidente ha insistido en que para que esa recuperación económica se convierta en realidad, los fondos europeos tienen que llegar a la España de interior, a la España despoblada, y deben servir para avanzar en un nuevo modelo de progreso, corregir inercias, cambiar tendencias y afrontar la despoblación.

Además, ha afirmado que para acelerar en la recuperación, también hay que acelerar en la vacunación. Castilla y León se sitúa actualmente en los puestos de cabeza de España, pero tiene aún capacidad para incrementar el ritmo si se recibieran más dosis del Gobierno de España.

En cuanto a los fondos europeos para la recuperación, Fernández Mañueco ha subrayado que no pueden ser “el talón de cheques del presidente del Gobierno para hacer amigos, ganar favores” o pagar “peajes electorales”, por lo que ha exigido criterios de reparto justos y transparentes, fruto de una negociación, gestión y acción multilateral, nunca acuerdos que se celebren “a puerta cerrada, secretos, ajenos a la justicia, equidad y solidaridad entre territorios”.

Castilla y León ha hecho los deberes

Fernández Mañueco ha recordado que la Junta de Castilla y León ha ido sentando las bases para avanzar en la recuperación, amortiguando el impacto de la pandemia en la economía con varios planes de choque, con líneas de financiación y con la convocatoria de más de 464 millones en ayudas directas, para apoyar a familias, trabajadores, pymes y autónomos. Asimismo, están comprometidos 200 millones más en ayudas cuando el Gobierno de España devuelva  el IVA pendiente de 2017. “Son medidas que nos han ayudado, junto a una buena gestión económica, a cerrar el año con mejores ratios que la media en tasa de paro, descenso del PIB o déficit público. Esto nos permite estar en una mejor posición de partida, de cara a la recuperación”, ha subrayado el presidente.

Respecto a los fondos europeos, ha asegurado que Castilla y León está preparada para aprovecharlos al máximo. Para ello, la Junta ha apostado por  la participación de toda la sociedad, ha elaborado una Estrategia, se ha creado una Oficina de Coordinación de Fondos Europeos y se ha desarrollado una Biblioteca de Proyectos, que ya recoge un total de 458, por importe de 6.845 millones de euros.

Asimismo, se han conformado mesas de trabajo con entidades locales, con universidades y con empresarios ya que, según ha destacado, “sólo con la colaboración público- privada, sólo son el esfuerzo conjunto, será posible alcanzar con éxito la meta marcada”.

Por último, ha explicado que los ejes principales de los fondos encajan con los grandes objetivos de la Comunidad, como son avanzar en la transformación digital y el desarrollo sostenible, con la modernización como herramienta; promover la cohesión económica, social y territorial, apostando por el desarrollo rural. Y mejorar la competitividad de pymes y autónomos, y su posición en el mercado.

Y ha recordado que Castilla y León es una tierra para invertir, para innovar, para crecer, con una ubicación estratégica, una gran capacidad exportadora, con saldo positivo, y con más peso industrial que la media. Además, cuenta con una economía diversificada: agricultura, turismo, automoción o farmacéuticas, líder en muchos de estos sectores, y con una inversión en I+D en el puesto 5 de España.

Además, Castilla y León cuenta con servicios públicos de máxima calidad y con estabilidad institucional, lo que genera el adecuado clima de confianza que requieren los mercados y los inversores, algo que ha permitido suscribir desde el inicio de la legislatura 7 grandes acuerdos dentro del Diálogo Social por más de 810 millones. Junto a todo ello, una fiscalidad inteligente y moderada, con los mayores beneficios fiscales de España para natalidad, la segunda comunidad con menor tarifa autonómica del IRPF y entre las tres con una fiscalidad más favorable para el mundo rural. En este punto, el presidente ha recordado que se acaba de suprimir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, entre familiares directos, bonificándolo al 99 %.