Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Castilla y León solicita que se retrase la implantación de los nuevos currículos

  • Compartir
  • Así lo ha planteado la consejera durante la Conferencia Sectorial de Educación que se ha celebrado esta tarde de forma telemática
  • Rocío Lucas ha mostrado su rechazo a que el título de la ESO se emita sin calificación, al considerar que devalúa el esfuerzo
  • Castilla y León pide una asignatura espejo para Religión porque de lo contrario se complicaría la organización interna de los centros

25 de noviembre de 2021

Castilla y León | Consejería de Educación

La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha solicitado que se reconsidere la implantación de los currículos el próximo curso por falta de tiempo: el retraso en la publicación de los reales decretos estatales va a hacer muy difícil tener preparados los textos autonómicos para el 1 de septiembre de 2022.

Así lo ha manifestado la titular de Educación en la Conferencia Sectorial que se ha celebrado esta tarde de forma telemática. Durante el encuentro, los consejeros autonómicos y la ministra de Educación y Formación Profesional han debatido los borradores de las normas que regirán las enseñanzas mínimas, tanto de Educación Primaria como Secundaria.

En este aspecto, la consejera de Castilla y León ha reiterado su disconformidad con los reales decretos y con la supresión de las convocatorias extraordinarias por devaluar ambas medidas la calidad del sistema educativo. Concretamente, en el currículo de Secundaria, Rocío Lucas ha mostrado su rechazo a emitir el título de ESO sin calificación. Una decisión que derivará en la ley del mínimo esfuerzo y restará valor al esfuerzo del alumnado que hayan obtenido calificaciones superiores.

Respecto a la materia de Religión, Castilla y León considera que la falta de una asignatura espejo complicará la organización de los centros educativos a la vez que relegará la materia a un papel secundario.

Finalmente, en lo referente a evaluación, promoción y titulación, Rocío Lucas ha mostrado su malestar por el cambio de reglas a mitad del partido que se ha producido con la publicación del Real Decreto. En reuniones anteriores el Ministerio de Educación y Formación Profesional aseguró que iba a haber una disposición transitoria para este curso respecto de las pruebas extraordinarias de evaluación de ESO y se ha eliminado esa posibilidad con la excusa de que lo exige el Consejo de Estado, cuyo informe no es vinculante.