Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural anuncia los criterios para la concesión de ayudas directas a agricultores y ganaderos afectados por la invasión de Ucrania a las que se destinarán unos 14,5 millones de euros

  • Compartir
  • La Consejería va a establecer un procedimiento simplificado para facilitarlas antes de que acabe el año 2022
  • Los sectores a los que van destinadas son vacuno de cebo, avicultura de puesta, pavos, ganado porcino (reproductoras y cebo) y superficies de regadío con aguas subterráneas que han cultivado remolacha azucarera, patata u otros cultivos hortícolas en 2022

23 de septiembre de 2022

Castilla y León | Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, como ya anticipó en el Consejo Agrario celebrado a principios de septiembre en Salamanca, ha establecido una primera propuesta de los criterios para la concesión de ayudas directas a los agricultores y ganaderos de determinados sectores productivos afectados por la invasión de Ucrania.

Este conflicto internacional está afectando a los productores agrarios de toda Europa y supone una amenaza grave de perturbación del mercado por los significativos aumentos de los costes de producción y las alteraciones de los flujos comerciales. Esta inestabilidad se traduce principalmente en la subida de los precios de la energía eléctrica, el gasóleo, los fertilizantes, los plásticos o los piensos, lo que está repercutiendo negativamente en la rentabilidad de las explotaciones.

Por ello, con el fin de respaldar la economía tras la situación provocada por la invasión de Ucrania, la Consejería va a hacer uso de lo establecido por la Comisión Europea en un Marco Temporal de crisis que permite a los estados miembros aprovechar la flexibilidad prevista en las normas sobre ayudas estatales.

Ayudas a la producción primaria

El Marco Temporal de crisis contempla varios tipos de ayuda que podrán concederse a empresas dedicadas a la producción primaria de productos agrícolas, entre ellas las subvenciones directas.

Para poder tramitar estas ayudas, la Consejería va a establecer un procedimiento simplificado utilizando la información disponible en las bases de datos de gestión de ayudas y registros ganaderos de la Junta. Se va a utilizar esta fórmula con el objetivo de aportar liquidez rápidamente y que las ayudas se concedan antes del 31 de diciembre de 2022.

Destinatarios de las ayudas

Las ayudas acogidas a este Marco Temporal a los titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León serán las siguientes:

  • Titulares de explotaciones ganaderas de vacuno de cebo de la propia explotación.
  • Titulares de explotaciones ganaderas destinadas a avicultura de puesta para consumo.
  • Titulares de explotaciones ganaderas destinadas a pavos.
  • Titulares de explotaciones ganaderas de ganado porcino (reproductoras y cebo).
  • Titulares de superficies de regadío con aguas subterráneas que en 2022 han cultivado remolacha azucarera, patata u otros cultivos hortícolas.

Importe de las ayudas

Las cuantías e importes indicativos para cada uno de los sectores son:

  • Para las explotaciones que soliciten la ayuda a las explotaciones de vacuno de cebo de la propia explotación se prevé una dotación en torno a 1,4 millones de euros siendo el importe unitario de 9,8 euros por ternero a partir de tres terneros y hasta un máximo de 520 terneros por explotación.
  • Para las explotaciones que soliciten la ayuda a la avicultura de puesta y/o pavos, la dotación será en torno a 1,1 millón de euros, siendo la ayuda máxima por beneficiario según la capacidad de la explotación:
    • De 251 a 1.000 plazas: 600 euros.
    • De 1.001 a 5.000 plazas: 810 euros.
    • De 5001 a 10.000 plazas: 1.200 euros.
    • De 10.001 a 20.000 plazas: 1.800 euros.
    • De 20.001 a 30.000 plazas: 2.400 euros.
    • De 30.001 a 40.000 plazas: 3.000 euros.
    • De 40.001 a 50.000 plazas: 3.600 euros.
    • A partir de 50.001 plazas: 4.800 euros.
  • Para las explotaciones de porcino, en torno a 6 millones de euros, la ayuda máxima por beneficiario según la capacidad de la explotación será la siguiente diferenciando entre las de cerdas reproductoras y cebo y criterios de degresividad:
    • Para explotaciones de reproductoras

      • De 6 a 500 cerdas reproductoras, 10 euros por hembra.

      • De 501 a 1.000 reproductoras, 5 euros por hembra.

      • A partir de 1.001 reproductoras, 1 euro por hembra.

    • Para explotaciones de cebo
      • De 50 a 1.000 plazas de cebo, 1 euro por plaza.
      • De 1.001 y hasta 2.000 plazas de cebo, 0,75 euros por plaza.
      • De 2.001 hasta 4.000 plazas de cebo, 0,50 euros por plaza
      • De 4.001 hasta 8.000 plazas de cebo, 0,25 euros por plaza.
      • A partir de 8.001 plazas de cebo, cero euros por plaza.
  • Para los titulares de superficies de regadío con aguas subterráneas que en 2022 han cultivado remolacha azucarera, patata u otros cultivos hortícolas, se prevé una dotación inicial cercana a los 6 millones de euros. Se estima un importe de  ayuda unitario de 250 euros por hectárea declarada en la solicitud única PAC 2022 y cuyo regadío se identifique con la extracción de agua subterránea, para una  superficie máxima total subvencionable 60 hectáreas, considerando la suma de todas las superficies admisibles de la explotación de los distintos cultivos contemplados en esta ayuda.

Tanto para las aves como para el porcino, en el caso en que un mismo beneficiario sea titular de más de una explotación ganadera, a efectos de determinar el estrato en el que se ubica para establecer el máximo de ayuda, se sumarán las capacidades máximas de todas sus explotaciones localizadas en el territorio nacional.

Concesión de la subvención

La concesión de la subvención se notificará a los beneficiarios, que deberán aceptarla en el plazo de treinta días naturales desde su notificación. Transcurrido dicho plazo sin que se haya aceptado se entenderá que renuncia a ella.

Una vez aceptada la ayuda y comprobado que los beneficiarios se hallan al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, incluidas las de la Comunidad de Castilla y León y frente a la Seguridad Social y, dada la singularidad de la subvención concedida, se librará en un único pago por beneficiario.

Solicitud al Gobierno central

Desde la Consejería se solicita al Gobierno central que, como complemento a estas ayudas, se establezcan medidas de tipo fiscal y de bonificaciones para incentivar la producción de cara a las próximas siembras.

La Junta de Castilla y León traslada que se estimen algunas de estas medidas, que también son reclamadas por el sector:

  • Reducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas y en el impuesto sobre el valor añadido.
  •  Aplicación de un IVA superreducido en el consumo de energía eléctrica, gas natural y gasóleo destinado a actividades agrarias.
  • Bonificaciones fiscales a los fertilizantes, gasóleo, gas, plásticos, semilla certificada, etc.
  • Préstamos de campaña para dar liquidez a las explotaciones agrarias.
  • Línea de avales públicos a través de Saeca para ofrecer garantías públicas a los préstamos de campaña.
  • Reducción de la cuota del canon de regulación y de la tarifa de utilización del agua.

La Consejería reclama nuevamente la celebración de una Mesa Nacional con objeto de analizar y tomar decisiones de forma definitiva y urgente sobre todas estas cuestiones, sin que ello signifique una lista cerrada de actuaciones ya que, sin duda, deben complementarse con actuaciones de tipo estructural como son las ligadas a infraestructuras de regadío y otras.

Nuevamente, la Consejería ofrece colaboración y dialogo y espera recibir reciprocidad por parte de los responsables nacionales y que, finalmente, además de la Mesa Nacional, se pueda celebrar una reunión bilateral con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la que poder compartir, con mayor detalle, las peticiones que de forma más directa afectan al sector agrario y agroindustrial de Castilla y León.