Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Un báculo de Numancia, ‘Pieza del mes’ del Museo Numantino

  • Compartir

El análisis de los báculos de distinción hallados en la necrópolis de Numancia permite plantear cuestiones relacionadas con la sociedad, la economía o la religión de los celtíberos, artífices de estas piezas de alto valor simbólico.

31 de diciembre de 2014

Castilla y León | Delegación Territorial de Soria

Un báculo hallado en el yacimiento de Numancia será el protagonista de la actividad denominada ‘Pieza del mes’ en el Museo Numantino. Todos los sábados de enero, febrero y marzo, a las 12.00 horas, se realiza a los visitantes una explicación de unos 30 minutos de la pieza. La actividad es gratuita pero es necesario reservar plaza en el Museo Numantino, por teléfono (975 22 13 97) o por correo electrónico (museo.soria.deac@jcyl.es).

Los báculos de distinción o ‘estandartes’ son piezas con una fuerte carga simbólica. Constaban de un astil de madera de sección circular, de 1,50 metros de largo aproximadamente, reforzado por una contera de bronce en su parte inferior para apoyar sobre el suelo y el remate superior o pieza principal en forma de horquilla semicircular, con su parte inferior tubular para ajustarla al astil y sus dos extremos con adornos simbólicos. El uso de estos objetos por los celtíberos está narrado en algunas fuentes clásicas y en su diseño se plasma el juego simbólico de dualidad y centralidad, presente en el mundo conceptual celta.

El báculo de distinción elegido como ‘Pieza del mes’, hallado en Numancia, remata en protomos de caballo que se unen por la grupa y sus patas están sustituidas por cabezas humanas, disponiéndose otras más pequeñas a la altura de sus cuellos. La dualidad que representan los caballos queda contrapesada por el acoplamiento de los cuerpos de los animales en la zona central de la horquilla y la relación que establece un único jinete. El cuello y el cuerpo de los caballos están cubiertos por una decoración de círculos concéntricos, que estarían indicando el sol en su recorrido nocturno.

La representación de la cabeza humana, como las que en esta pieza se muestran, es frecuente en el mundo celta, ya que se considera que es donde reside la esencia de la persona; en relieve se representan, asimismo, en varias cerámicas de Numancia. También se conoce la práctica de cortar la cabeza del enemigo vencido y suspenderla del animal, lo que podría tratarse de un rito iniciático para adueñarse de sus habilidades.

 

Galería Multimedia