Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

El Clínico pone en marcha un angiógrafo biplano con tecnología puntera a nivel mundial

  • Compartir

Este avance tecnológico de última generación permitirá a los profesionales de la Unidad de Neurorradiología Intervencionista adquirir imágenes desde dos planos diferentes en tiempo real, con lo que se logra reducir a la mitad tanto el tiempo del procedimiento como la cantidad de contraste utilizado.

10 de abril de 2015

Castilla y León | Delegación Territorial de Valladolid

El Servicio de Radiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha puesto en marcha su nuevo angiógrafo digital biplano, un avance tecnológico de última generación que permitirá a la Unidad de Neurorradiología Intervencionista del Hospital disponer de unos medios físicos y humanos que nada tienen que envidiar a los grandes centros nacionales e internacionales.

La principal característica de este angiógrafo de última generación es la capacidad de adquirir imágenes desde dos planos diferentes en tiempo real. Con ello se logra reducir a la mitad tanto el tiempo del procedimiento como la cantidad de contraste utilizado, y por tanto disminuir la morbimortalidad del procedimiento de forma significativa, o lo que es lo mismo, mayor seguridad para el paciente.

Gracias al software del que consta, se pueden realizar estudios en 3 dimensiones, TAC y estudios de flujo cerebral en un mismo acto, lo que permite un diagnóstico más preciso y un tratamiento más eficiente y seguro para el paciente. Las principales enfermedades que se están tratando mediante cateterismo en este equipo son los aneurismas cerebrales, las malformaciones arteriovenosas y el ictus.

La técnica de la angiografía consiste en introducir un catéter en el interior de las arterias del cerebro, y mediante la inyección de un contraste se consigue estudiar y tratar “desde dentro” las enfermedades neurovasculares, sin necesidad de realizar una cirugía abierta.