Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Las medidas puestas en marcha por la Junta contra la sequía logran incrementar la superficie asegurada en herbáceos un 72,2 % hasta superar el millón y medio de hectáreas

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

En 2016 la superficie asegurada era de 879.839 hectáreas, mientras que en 2017 se ha incrementado hasta las 1.515.196 hectáreas gracias a las medidas puestas en marcha por la Junta de Castilla y León para ayudar a los agricultores y ganaderos a hacer frente a las inclemencias meteorológicas, entre las que se encuentran los más de 7,8 millones de euros en ayudas directas incluidas en las pólizas de seguros.

13 de enero de 2018

Castilla y León | Consejería de Agricultura y Ganadería

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha logrado impulsar la superficie de cultivo asegurada en Castilla y León con las medidas puestas en marcha para hacer frente a las posibles inclemencias meteorológicas, como las sufridas en la pasada campaña. El objetivo de la Junta en este sentido es establecer instrumentos esenciales que afiancen la competitividad de las explotaciones agrarias, permitiéndoles gestionar los riesgos que puedan poner en peligro su rentabilidad y proporcionándoles un escenario de certidumbre en el que poder desarrollar su actividad.

Así, en 2017 los agricultores y ganaderos de la Comunidad han asegurado 1.515.196 hectáreas de herbáceos frente a las 879.839 registradas en 2016, lo que supone un incremento del 72,2 %. El viñedo ha seguido el mismo camino, con un incremento del 72,4 %, pasando de 9.966 hectáreas aseguradas en 2016 a 17.182 en 2017.

Esto se ha conseguido gracias al empeño puesto por la Consejería de Agricultura y Ganadería de instar a los agricultores y ganaderos de Castilla y León a que suscriban pólizas de seguros y de ayudarles a que lo hagan mediante ayudas directas en la propia póliza de seguros.

De este modo, la Junta ha triplicado la dotación prevista al inicio de legislatura hasta superar los 7,8 millones de euros, como quedó de manifiesto en el convenio firmado el pasado mes de octubre con Agroseguro. Esto convierte a Castilla y León en la segunda comunidad autónoma que más presupuesto destina a las ayudas de los seguros agrarios. Todas estas aportaciones se complementarán con las ayudas que el Estado concede a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), por lo que la subvención del coste de la póliza llegará hasta el 50 %.

Los agricultores de la Comunidad han suscrito 23.085 pólizas de seguro de herbáceos en 2017 frente a las 12.515 de 2016 (un 84 % más) y 1.300 de viñedo frente a las 795 de 2016 (un 63,5 % más) percibirán las ayudas de forma inmediata en la propia póliza eliminando, de esta manera, los trámites administrativos antes necesarios para solicitar esta subvención.

La Junta recupera los seguros para producciones ganaderas

Respecto al resto de líneas de seguro, una de las novedades que se han introducido es la recuperación, por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería, de la subvención a la suscripción de seguros de producciones ganaderas.

Esta ayuda, cuyo último año de convocatoria fue 2011, va dirigida a los sectores de vacuno, ovino/caprino, porcino, equino, avícola y apícola con un 10 % de la prima comercial base neta. También se auxiliará el seguro de compensación por pérdida de pastos en sequía con un 25 % de la prima comercial base neta, gracias al cual quedan garantizados los valores de compensación por gastos en alimentación respecto del ganado bovino, ovino, caprino y equino cuando se constate una merma de la actividad de la vegetación pastable en determinadas circunstancias como, por ejemplo, en sequía.

Seguros agrícolas

Para los seguros agrícolas se mantiene el porcentaje de apoyo del 10 % de la prima comercial base neta de las pólizas de los seguros que suscriban los agricultores para explotaciones de cultivos herbáceos extensivos, así como para semilla (alfalfa), cultivos forrajeros (alfalfa, veza y esparceta), hortalizas al aire libre de ciclo otoño-invierno (patata y ajo) y de ciclo primavera-verano (cebolla, pimiento y judía verde), cultivos frutícolas, cereza, uva de vinificación, remolacha y lúpulo.

Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería gestionará directamente, para aquellos beneficiarios titulares de parcelas con siniestros ocasionados por el topillo campesino y declarados como indemnizables, el incremento de la ayuda de un 65 % sobre la póliza del cultivo correspondiente que hayan contratado los agricultores.

Seguros de retirada de animales muertos

En los seguros de retirada de animales muertos también se mantiene el porcentaje de apoyo con un 30 % para el ganado porcino y el cunícola, un 25 % para el vacuno y el ovino/caprino, y un 15 % para el equino y el aviar.

Todas estas aportaciones se complementarán con las ayudas que el Estado concede a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), por lo que la subvención del coste de la póliza llegará hasta el 50 %.