Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

4.075 estudiantes fueron atendidos el pasado curso en alguna de las nueve aulas hospitalarias de la Junta de Castilla y León

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha participado esta tarde en la mesa redonda ‘Aulas hospitalarias, nuevas perspectivas’ con motivo del 40 aniversario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Al acto también ha asistido el titular de Sanidad, Antonio María Sáez. Durante el curso pasado, 4.075 estudiantes fueron atendidos en alguna de las nueve unidades escolares hospitalarias que la Consejería de Educación mantiene en los hospitales de la Comunidad, 567 de ellos en el Hospital Clínico Universitario. La atención educativa de calidad ha permitido que prácticamente la totalidad del alumnado atendido en ellas se haya incorporado a sus centros de procedencia sin sufrir retrasos en su proceso de formación. Durante su intervención, Rey ha señalado que la Administración educativa autonómica está trabajando, a partir de las aportaciones realizadas por los profesores de estas aulas, en la elaboración de una normativa específica en la cual se desarrollen conceptos como la propia definición de aulas hospitalarias, sus objetivos, los criterios de atención, las funciones de los profesores y cómo se debe realizar la coordinación entre los maestros de aulas hospitalarias y los centros docentes en los que están escolarizados los alumnos.

16 de mayo de 2018

Castilla y León | Consejería de Educación

Las unidades escolares de apoyo en instituciones hospitalarias, más conocidas como aulas hospitalarias, surgieron con la filosofía de humanizar los hospitales hace más de 25 años, cuando el entonces Ministerio de Educación y Cultura, el de Sanidad y Consumo y el Instituto Nacional de la Salud firmaron un convenio de colaboración con el objetivo de permitir la continuidad del proceso de aprendizaje de los alumnos convalecientes o ingresados en hospitales, para que esta circunstancia no se convierta en un impedimento para su formación educativa.

Su finalidad es dar continuidad al proceso formativo de estos niños con la puesta en marcha de actuaciones dirigidas a que el alumnado no solo alcance los objetivos propiamente pedagógicos, que vienen determinados ya por su propio centro de referencia, sino que se le prepare para superar otras situaciones que a lo largo de su estancia en el hospital va a vivir, como, por ejemplo, conocer y superar los efectos psicológicos producidos por la enfermedad, saber aprovechar el tiempo libre en el hospital, compartir sus experiencias con otros niños o facilitarle su vuelta a su centro educativo, entre otras.

Los destinatarios son alumnos de etapas no universitarias que están hospitalizados en estancias largas -más de 30 días de curso escolar-, medias -entre 15 y 30 días de curso escolar-, o cortas -menos de quince días de curso escolar- y mantendrán su escolarización, a efectos de evaluación y promoción, en sus respectivos centros escolares.

Durante el curso pasado, 4.075 estudiantes fueron atendidos en alguna de las unidades escolares del Hospital Ntra. Sra. de Sonsoles de Ávila, Hospital Universitario de Burgos, Hospital Universitario de León, Hospital Clínico Universitario de Salamanca, Hospital General de Segovia, Hospital Universitario Río Hortega y Hospital Clínico Universitario -Pediatría Infantil y Psiquiatría Infanto-juvenil-, ambos en Valladolid, atendidos por nueve maestros a jornada completa y uno a media jornada.

Docentes específicamente formados

El profesorado de las aulas hospitalarias depende de la Consejería de Educación y, además de su actuación directa con el alumnado, realiza una coordinación interna con el centro hospitalario y otra externa con las familias, centros docentes de referencia, Administración educativa autonómica, otras aulas hospitalarias e instituciones y asociaciones que tengan como objetivo mejorar la atención del niño hospitalizado.

Aunque la actividad educativa se puede llevar a cabo de varias formas, la más común es la asistencia al aula por parte del alumnado, siempre que este se encuentre en condiciones físicas para desplazarse; o en su propia habitación, cuando su estado de salud aconseja que sea el profesor el que se desplace.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha señalado en su intervención en la mesa redonda ‘Aulas hospitalarias, nuevas perspectivas’, con motivo del 40 aniversario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, que “la excelente atención que proporcionan los profesionales que trabajan en estos hospitales ha permitido que prácticamente todos los alumnos atendidos en ellos se hayan podido incorporar a sus centros docentes de procedencia sin sufrir retrasos en su proceso de formación”.

La Administración educativa autonómica, consciente de la necesidad de ofrecer una formación específica a los docentes que atienden las aulas hospitalarias, ya ha realizado, a lo largo del presente curso, dos jornadas presenciales de formación específica para este tipo de profesorado. Los objetivos de las jornadas de formación son proporcionar un foro de encuentro y discusión entre profesionales que trabajan en estas aulas que sirva de cauce para difundir y compartir sus conocimientos, experiencias e investigaciones, conocer e impulsar el desarrollo de buenas prácticas en la intervención educativa del alumnado, establecer cauces de comunicación entre los distintas aulas de la Comunidad y dotar de estrategias a los profesionales para llevar a cabo su trabajo diario desde una visión inclusiva.

En la primera jornada, organizada el 30 de octubre de 2017, los profesores compartieron sus experiencias y atendieron a la ponencia ‘Problemas derivados de enfermedades en la infancia’, impartida por Jesús Bernal, miembro del equipo específico de Conducta de Valladolid. Ya en la segunda, celebrada el 26 de abril, la vicedecana de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, Olga Lizasoáin, repasó los aspectos más significativos a la hora de atender educativamente al alumnado hospitalizado. A partir de estos encuentros, la Consejería de Educación ha creado una plataforma en la que participan todos los profesionales de las distintas aulas hospitalarias para que compartan las experiencias del día a día de las aulas y crear un banco de recursos que les sirva a todos los profesionales.

Finalmente, el titular de Educación ha adelantado que el departamento que dirige “está trabajando, a partir de las aportaciones realizadas por los profesores de estas aulas, en la elaboración de una normativa específica en la cual se desarrollen conceptos como la propia definición de aulas hospitalarias, sus objetivos, los criterios de atención, las funciones de los profesores y cómo se debe realizar la coordinación entre los maestros de aulas hospitalarias y los centros docentes en los que están escolarizados los alumnos”.