Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Un proyecto piloto para la prevención de accidentes con animales reduce la siniestralidad en la CL-613 y CL-615

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha puesto en marcha un proyecto piloto, tras la firma de un convenio con la Dirección General de Tráfico, para reducir la accidentalidad en las carreteras autonómicas a través de varias líneas de actuación en las que se han invertido más de 400.000 euros. Según los datos de la DGT, hay un 60 % menos de accidentes con víctimas en las carreteras en las que se ha implementado este proyecto.

17 de agosto de 2018

Castilla y León | Consejería de Fomento y Medio Ambiente

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Carreteras, puso en marcha un proyecto piloto con el objetivo de reducir la accidentalidad en las carreteras autonómicas CL-613, de Palencia a Sahagún, y CL-615, de Palencia a Guardo, con un valor de 235.000 euros. Esta acción piloto responde a un convenio de colaboración suscrito por la Consejería y la Dirección General de Tráfico, por el cual la Administración autonómica se comprometió a ejecutar una serie de actuaciones para reducir la siniestralidad en las carreteras de la Comunidad.

Entre las principales obras que se efectuaron y que concluyeron en enero de 2017, se encuentra la ejecución de un indicador longitudinal de color verde, paralelo a la línea de borde existente, situado dentro del carril; la instalación de 11 carteles verticales de diseño variable en la CL-613 y 15 en la CL-615 para identificar los tramos donde pueden situarse controles de velocidad; y, por último, se realizaron las obras necesarias para la posterior instalación de aparatos de medida y control. La DGT, instaló los equipos de control de velocidad, que fueron testados para comprobar su correcto funcionamiento.

Con la instalación de estas herramientas de control se ha detectado un descenso del número de accidentes con víctimas y el número de heridos graves en ambas carreteras. Esto es consecuencia del cumplimiento por parte de los conductores de los límites de velocidad legalmente establecidos, lo que supone un menor riesgo en la carretera y, en caso de accidente, la menor gravedad.

Resultados del proyecto

De estos primeros datos, se ha observado que la velocidad media en los tramos objetos de control es de 94 km/h en la carretera CL-615, de Palencia a Guardo, y de 89 km/h en la carretera CL-613, de Palencia a Sahagún. Estas velocidades medias son muy cercanas a los límites permitidos en la carretera, lo cual demuestra que las medidas adoptadas no han supuesto grandes alteraciones de la velocidad de recorrido en el tramo.

En la carretera CL-613 se ha producido una reducción interanual (2016-2017) de accidentes con víctimas del 63 % y de los heridos graves producidos en los accidentes una reducción del 75 %. En la carretera CL-615 se ha producido una reducción interanual, en el mismo periodo, de accidentes con víctimas del 59 % y de los heridos graves una reducción del 72 %. Por tanto, se hace evidente la afectividad de las medidas llevadas a cabo.

Además, se puso en marcha otra línea de actuaciones en la CL-615, de Palencia a Guardo, en dos tramos donde se han ejecutado las siguientes obras: despeje y tala de arbolado en la zona de dominio público de la carretera que puedan suponer zonas de cobijo de fauna antes de cruzar la vía, colocación de medidas que aumenten la atención de la fauna antes de efectuar el cruce de la vía -ojos rojos en hitos de arista, ultrasonidos, barreras de olor, etc.-, así como la señalización de una zona de paso frecuente de animales por medio de barreras físicas, señalización vertical y horizontal y señalización luminosa activada por el paso de fauna. La Junta ha invertido un total de 180.000 euros en estas intervenciones.

Estudio de la DGT

Dentro de las actividades que ha desarrollado en los últimos años la DGT, se encuentra el estudio del Índice de Vigilancia de la Velocidad (INVIVE) en las carreteras del territorio nacional, entre las que se han incluido ciertos tramos de carreteras de la Red de titularidad autonómica con mayor siniestralidad. El INVIVE es un índice cuantitativo que relaciona los accidentes con la velocidad y el tipo de vía y tramo. Gracias a este índice se pueden identificar los tramos de vía que requieren mayor vigilancia en función de los excesos de velocidad detectados y la accidentalidad en los mismos.

Del estudio de estos datos, se detectaron valores elevados de este índice en las carreteras CL-613 y CL-615 por lo que el proyecto piloto se ha desarrollado en dichas vías.

Política de seguridad

Uno de los objetivos prioritarios de la política de infraestructuras de la Junta de Castilla y León, es la gestión de una mejor y más segura red de carreteras de la Comunidad autónoma. La preocupación por la seguridad vial ha sido una constante en las actuaciones que ha realizado en el ejercicio de sus competencias. Es por ello que se ha incluido en sucesivos planes sectoriales de carreteras un subprograma específico de Seguridad Vial, dentro del programa de Conservación. Se han realizado numerosas actuaciones con el resultado de un descenso muy significativo de los índices de peligrosidad, mortalidad, número de tramos de concentración de accidentes.

Los datos positivos de esta proyecto piloto animan a seguir trabajando en estas líneas de actuación con el fin último de incrementar la seguridad vial en los tramos más conflictivos de la red de carreteras titularidad de la Junta de Castilla y León y, como consecuencia, evitar el mayor número de accidentes por causas imputables a la vía, así como que las consecuencias sean lo menos graves posibles, esperando llegar en un futuro al deseable horizonte de accidentes cero.