Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

La Junta destina más de 1,6 millones de euros para implantar el modelo de atención centrado en la persona en su residencia asistida de personas mayores en Valladolid

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

La progresiva implantación de este modelo de atención centrado en la persona, a través de la creación en los centros de las unidades de convivencia, va a suponer en la residencia de Valladolid la creación de dos de estas unidades entre 2018 y 2019, lo que se suma a otras actuaciones de mejora de las instalaciones, del equipamiento y de las ayudas técnicas del centro con el fin de seguir mejorando tanto la atención a los residentes como el trabajo de los profesionales. Esta residencia cuenta con 300 plazas para personas dependientes y en ella trabajan 247 profesionales.

11 de septiembre de 2018

Castilla y León | Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha visitado la residencia asistida de personas mayores ‘La Rubia’, en Valladolid, un centro público en el que la Junta realiza y tiene previsto realizar en los próximos meses obras y actuaciones que, con una inversión superior a los 1,6 millones de euros, permitirán tanto seguir renovando y mejorando el centro y sus instalaciones como iniciar el proceso de implantación en esta residencia del nuevo modelo de atención centrado en la persona con la creación este año y el próximo de dos unidades de convivencia.

Alicia García ha señalado que esta intervención forma parte del compromiso de la Junta con las personas mayores y las personas dependientes y con la creación de plazas para ellos conforme a un nuevo modelo residencial que busca la atención individualizada y personalizada a las personas, para lo cual se configuran las unidades de convivencia en las que un máximo de 16 personas conviven de una forma muy similar a un hogar. Al mismo tiempo, estas actuaciones vienen a dar cumplimiento a lo previsto en el Plan de Inversiones Prioritarias y a los acuerdos del Diálogo Social, en los que se acordó la reconversión de plazas de personas válidas en plazas para personas asistidas en las diferentes residencias públicas.

La residencia cuenta con 300 plazas para personas dependientes y dispone de plazas de estancia temporal para personas dependientes, por necesidades tanto convalecencia como de respiro familiar. Cuenta también con una unidad de convalecencia socio-sanitaria donde se prestan cuidados sanitarios de larga duración y atención sanitaria a la convalecencia a personas mayores en situación de dependencia. El centro ofrece también plazas de estancias diurnas, tanto en horario de mañana como de tarde y de fin de semana dirigidas a mejorar y mantener el nivel de autonomía personal de las personas mayores que padecen limitaciones en su capacidad funcional, ofreciendo atención integral e individual de carácter socio-sanitario, así como apoyo a la familia. La plantilla es de 247 trabajadores.

Actuaciones previstas

Entre las actuaciones previstas en 2018 se encuentra, en primer lugar, la reforma de la planta primera para la implantación de una unidad de convivencia. Para ello, se adaptará el módulo 3 del centro, en la planta primera. Las obras han consistido en la demolición de la práctica totalidad de la tabiquería, techos y revestimientos del módulo 3, reformando tanto los dormitorios como los baños e incorporando una nueva sala de estar para la unidad de convivencia. La renovación alcanza tanto a los acabados como a las instalaciones. Asimismo, se renuevan carpinterías exteriores para mejora de la habitabilidad de las dependencias, el confort térmico y para preservar el rendimiento energético de la instalación.

En segundo lugar, se renueva y sustituye completamente la instalación de fontanería del centro, con la renovación completa de la instalación de agua del edificio, además de una reforma integral de los aseos de uso general en planta baja, para modernizar estas dependencias y mejorar las condiciones de accesibilidad.

Junto a esto, en este 2018, está también previsto mejorar las instalaciones, el equipamiento y las ayudas técnicas del centro para atender emjor a los residentes y  optimizar el trabajo de los profesionales. Todas estas actuaciones supondrán una inversión de 642.000 euros.

En 2019, se abordarán nuevas intervenciones, que en su conjunto supondrán 963.000. En primer lugar, se creará una segunda unidad de convivencia, en el actual módulo 4, contiguo al módulo 3 de la primera planta donde se está implantando la primera. Ambos módulos, en el ala sur, constituirán un amplio espacio adaptado al nuevo modelo de atención residencial centrado en la persona.

Junto a esto, también en 2019 y dentro del proceso de renovación continua del centro, está previsto remodelar y reubicar las salas de estar y diversas dependencias en planta baja para adecuar las dependencias a las necesidades de los usuarios. Este proyecto se desarrolla en el ala lateral izquierda de la planta baja, para incluir una biblioteca, una sala de informática, una sala de estar, una peluquería y reformar la cafetería. Se adecuará también el vestíbulo en el acceso principal para conseguir un uso más racional y un mayor confort, con nuevas instalaciones eléctricas y de iluminación adaptadas a las nuevas necesidades, además de la climatización del espacio mediante suelo radiante refrigerante.