Saltar al contenido principal.

Escudo de la Junta de Castilla y León; Página de inicio

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter. Abre una nueva ventana
  • Facebook. Abre una nueva ventana
  • Youtube. Abre una nueva ventana
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Reserva de Caza de Urbión cumple hoy 50 años

  • Compartir
  • El aniversario se ha conmemorado con un acto celebrado en El Royo, en el que han participado los alcaldes de los municipios incluidos en la Reserva, el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y la delegada territorial.
  • El acto ha servido de homenaje y reconocimiento a los directores técnicos y celadores que impulsaron el desarrollo de la Reserva.
  • La Reserva de Urbión se creó en 1973 y es la más grande de Castilla y León, con una superficie de casi 116 mil hectáreas que afecta a 28 municipios de la provincia.
  • Durante el fin de semana podrá visitarse, en el salón municipal de El Royo, una exposición con documentos e imágenes históricas y trofeos de la Reserva.

17 de marzo de 2023

Castilla y León | Delegación Territorial de Soria

La Reserva Regional de Caza de Urbión ha conmemorado hoy el 50 aniversario de su creación, con un acto celebrado en el salón municipal de El Royo, en el que han participado el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Rubén Rodríguez; la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, Yolanda de Gregorio; el alcalde de la localidad, Raúl Gómez, y quien fuera director de la Reserva y actual jefe del Área de Flora y Fauna de la Comunidad de Madrid, José Lara.

El acto ha servido de homenaje a todos los trabajadores y personal que han impulsado este espacio a lo largo de su medio siglo de historia. En este sentido, se ha entregado un reconocimiento los distintos directores técnicos responsables de la Reserva en este tiempo, a los celadores de Medio Ambiente jubilados que prestaron su servicio en este espacio, así como a los ayuntamientos y propietarios de los terrenos. Además, se ha tenido un recuerdo especial para las personas que trabajaron en la Reserva y que ya no están, técnicos y celadores y agentes de Medio Ambiente que han fallecido en estos años.

También han asistido al acto el presidente de la Diputación Provincial de Soria, Benito Serrano; el jefe del Servicio de Gestión Forestal del Gobierno de La Rioja, Jesús Laría, y los directores de las vecinas reservas de caza de La Demanda (Burgos), Francisco Javier Sánchez, y Cameros (La Rioja), Pedro Pablo Matute, además de cazadores vecinos y de fuera de nuestra provincia.

El acto ha concluido con el recorrido por una exposición en la que se muestran documentos históricos de la Reserva, como informes previos a su declaración o sobre la viabilidad de sus terrenos, el primer Plan de Ordenación Cinegética o un libro de actas de las juntas consultivas. También se exponen numerosas y curiosas fotografías del personal de la Reserva, de cazadores que han pasado a lo largo de este tiempo o de las distintas especies cinegéticas. Y, por último, los visitantes también podrán contemplar una colección de animales disecados, en gran parte de los fondos de la colección del Centro Integrado de Formación Profesional de Almazán, y una muestra de trofeos de ejemplares capturados en la Reserva de Caza de Urbión.

La exposición podrá visitarse, durante este fin de semana, en el salón municipal de El Royo (C/ Cantarranas, 8), en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas, atendida por celadores de Medio Ambiente.

En su intervención, Yolanda de Gregorio ha puesto de manifiesto que “la Reserva Regional de Caza de Urbión siempre ha contado con excelentes profesionales. Este acto es para intentar rendirles un homenaje y expresarles nuestro sincero reconocimiento. Especialmente a aquellos que hace 50 años empezaron y asumieron este importante reto”. La delegada ha recordado “especialmente a las personas que la impulsaron, a los técnicos y a los guardas de la Reserva que ya no están con nosotros,”.

La delegada territorial también ha tenido palabras de agradecimiento para todos los técnicos que han asumido en algún momento la dirección de la Reserva y para los celadores ya jubilados; así como para los trabajadores actuales que prestan sus servicios en la Reserva.

Por último, ha manifestado De Gregorio, “en nombre de la Junta de Castilla y León y de nuestro presidente, Alfonso Fernández Mañueco, quiero manifestar nuestro sincero agradecimiento a todos los ayuntamientos, propietarios y cazadores vecinos de la Reserva, puesto que sin vuestro apoyo y colaboración no hubiera sido posible la gestión de su territorio tal y como hoy lo conocemos”. 

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Rubén Rodríguez, ha insistido en el reconocimiento a todos cuantos han hecho posible la creación y evolución de la Reserva, incluidos los ayuntamientos y propietarios, y ha realizado una “reivindicación de la caza como necesaria para la regulación y sostenibilidad de las especies”.

En representación de los directores técnicos de la RRC de Urbión ha intervenido José Lara, que desarrolló su trabajo en el ámbito forestal y cinegético de nuestra provincia entre los años 1987 y 1992. Posteriormente desempeñó tareas similares en Segovia y, antes de su actual responsabilidad en Madrid, a donde se trasladó en 2008, fue jefe de la Sección de Caza y Pesca de la Consejería de Medio Ambiente, en Valladolid, durante tres años.

El actual responsable del Área de Flora y Fauna de la Comunidad de Madrid, que realizó en Soria un trabajo muy relevante de impulso a la Reserva, ha disertado brevemente sobre la historia de su creación y sus primeros años de andadura, del potencial cinegético de su territorio o de la importancia de la anexión del coto social de ‘Alcarama’.

Una reserva con mucha tradición

La delegada territorial, Yolanda de Gregorio, ha recordado que las Reservas Nacionales de Caza nacieron en España en 1966 (Ley 37/1966 de 31 de mayo), con el objetivo de promover, fomentar, conservar y proteger determinadas especies, en una serie de zonas geográficamente delimitadas y sujetas a un régimen cinegético especial y de protección, así como garantizar su máxima satisfacción social, económica y recreativa. Con esta Ley de 1966 nacieron las primeras 19 reservas nacionales de caza, algunas de ellas emblemáticas en Castilla y León, como Riaño o Fuentes Carrionas, y muchas otras como Sierra Nevada o las Tablas de Daimiel.

Tal fue su éxito y aceptación, que ayuntamientos, diputaciones, etc. reclamaron para sus provincias nuevas reservas nacionales de caza. Con ese propósito, fueron creadas mediante la Ley 1/1973, un día como hoy, 17 de marzo, hace 50 años, otras 13 reservas, entre ellas la de Urbión de Soria, así como las vecinas y colindantes de La Demanda (Burgos) y Cameros (La Rioja).

En 1996, con la entrada en vigor de la Ley de Caza de Castilla y León, en nuestra comunidad estos espacios pasaron a denominarse ‘Reservas Regionales de Caza’, y su titularidad, gestión y administración recae sobre la Junta de Castilla y León, constituyendo un modelo de éxito en la gestión cinegética reconocido a nivel internacional, que ha permitido la recuperación de especies en amplios territorios.

En la actualidad, Castilla y León cuenta con diez reservas de este tipo, que forman parte de la Red de Reservas Regionales de Caza de Castilla y León, entre las que la destaca la de Urbión como la más extensa de todas, con una superficie de 115.895 hectáreas.

Respecto a su configuración territorial, la Reserva Regional de Caza de Urbión vio ampliada notablemente su superficie en el año 2005, al incorporar el Coto Regional de ‘Alcarama’, antiguo ‘coto social’, con unas 15.000 hectáreas, pasando a formar parte de la Reserva Regional de Caza como Cuartel XV.

Funcionalmente, la Reserva se organiza territorialmente en ‘cuarteles’. Esta articulación administrativa también ha sufrido cambios, siendo el más significativo el realizado en el año en el año 2019, en el que el Cuartel II se disgregó por la divisoria de las aguas de la vertiente del Duero y del Ebro, para integrarse en los respectivos cuarteles colindantes I y III, de este modo, a partir de ese año, la configuración administrativa y de gestión pasó a ser de 14 cuarteles.

La Reserva Regional de Caza de Urbión está considerada como la que ofrece la excelencia de recechos de corzo, si bien no es este su único aprovechamiento, puesto que recoge también otras modalidades, como recechos de ciervo, becada, caza menor, media veda, monterías y, como última incorporación, caza selectiva, bien con permisos independientes, bien posibilitando la caza de ciervo en las monterías planteadas inicialmente para el jabalí.

Económicamente, la reserva genera una media de 350.000 euros anuales para los propietarios, en su mayoría ayuntamientos, de los que el 15 % se destinan al Fondo de Gestión de la Reserva Regional de Caza de Urbión, con el que se financian las obras de mejora del paraje. Las modalidades más rentables son las monterías y la becada, que representan el 37 % y el 26 %, respectivamente, del total de los ingresos.

Pero además de su importancia económica, cabe destacar también su carácter social, puesto que, en algunas modalidades, los propietarios han decidido prescindir de los beneficios para dar prioridad a las cuadrillas de cazadores locales.

Un entorno único

Ubicada en el norte de la provincia de Soria, la Reserva de Urbión limita al norte con la Comunidad Autónoma de La Rioja y al oeste con la provincia de Burgos, y se extiende por un total de 28 municipios, que incluyen: Almarza, Abejar, Cabrejas del Pinar, Casarejos, Covaleda, Cubilla, Duruelo de la Sierra, Molinos de Duero, Montenegro de Cameros, Muriel Viejo, Navaleno, La Póveda de Soria, El Royo, Rollamienta, Rebollar, Salduero, San Leonardo de Yagüe, San Pedro Manrique, Santa Cruz de Yanguas, Sotillo del Rincón, Soria y su Tierra, Talveila, Valdeavellano de Tera, Valdeprado, Vadillo, Villar del Río, Vinuesa y Yanguas.

En plena Sierra de Urbión, la reserva se sitúa en la cabecera de la cuenca del Duero, en el Sistema Ibérico. Su ubicación se acuesta prácticamente en las faldas meridionales de las montañas, formando tres zonas claramente diferenciadas: la de Pinares del Noroeste, auténtica cabecera del Duero; la del Valle del Tera, frontera de la Cuenca del río; y la zona de Yanguas.

Es un paraje donde se encuentran picos superiores a los 2.200 metros, como el Pico de Urbión o la Aguja del Zorraquín, separados por la cadena de las lagunas Negra, Helada y Larga, fenómenos de la post-glaciación. Otras elevaciones importantes son el Pico de la Mesa, en la confluencia de las Sierras de Cameros y Cebollera; el Puerto de Piqueras y Santa Inés, en la Sierra Cebollera; o Montes Claros y de Alba, que dan vida a la Cuenca del río Ebro.

También es una zona con enclaves como el Valle del Razón y del Revinuesa, el Pantano de la Cuerda del Pozo o la Laguna de Cebollera, que, unidos a otros encantos, como las enormes masas forestales de pino silvestre o las manchas de hayedos y rebollares, convierten este espacio en un reclamo para el creciente turismo.