Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Multimedia y otra documentación
  • Suárez-Quiñones visita el nuevo Centro de Procesamiento de Datos del SCAYLE, primer paso del proyecto de ampliación y nuevo edificio que estará en marcha en 2024 tras una inversión de 20 millones
Contenido principal. Saltar al inicio.

Suárez-Quiñones visita el nuevo Centro de Procesamiento de Datos del SCAYLE, primer paso del proyecto de ampliación y nuevo edificio que estará en marcha en 2024 tras una inversión de 20 millones

  • Compartir

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado hoy las instalaciones del nuevo Centro de Procesamiento de Datos (CPD) del supercomputador ‘Caléndula’, en el Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE). El nuevo CPD incorpora mejoras técnicas y nuevos sistemas de refrigerado para optimizar los costes de mantenimiento y reducir el impacto ambiental. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la empresa pública Somacyl, invertirá casi 20 millones de euros en un proyecto de mejora del supercomputador, que tendrá un edificio propio y unas mejoras que le colocarán entre los más importes de España.

2 de marzo de 2022

Castilla y León | Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio

Aprovechando la celebración de una reunión de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones -acompañado de la directora de Telecomunicaciones y Transformación Digital, Elena Álvarez-, ha visitado hoy las dependencias que albergarán la nueva sala del centro de procesamiento de datos (CPD) del supercomputador Caléndula, con sede en León.

El espacio físico que ocupa el CPD original del supercomputador, en el edificio CRAI-TIC del Campus de Vegazana de la Universidad de León, resulta insuficiente para albergar los nuevos servidores y componentes adquiridos por SCAYLE en los últimos años, por lo que ha sido necesario habilitar una sala adicional de 90 m² en el mismo edificio, adaptándola a los requerimientos técnicos de este tipo de infraestructuras. Además, se ha aprovechado para reforzar los sistemas de refrigeración, de forma que los nuevos equipos puedan respaldar a los ya existentes y viceversa. De esta forma se extiende la vida útil de la sala inicial, instalada en 2009, se optimizan los costes de mantenimiento y se contribuye a reducir la huella de carbono.

Las obras de adaptación de las nuevas dependencias cubrirán las necesidades de SCAYLE hasta tener disponible el nuevo edificio previsto para albergar la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León. La inversión en equipamiento y maquinaria del nuevo CPD ha supuesto un coste total de 450.000 euros. Se prevé que la puesta en funcionamiento de estas infraestructuras tenga lugar a finales de este mes de marzo.

Inversión de 20 millones que situa ‘Caléndula’ entre los tres mejores supercomputadores de España

La Fundación Centro de Supercomputación ocupa desde su creación en 2008 una parte del edificio CRAI-TIC de la Universidad de León (Campus de Vegazana), en virtud de un convenio de colaboración entre ambas entidades. En 2024 contará con una sede propia, de una sola planta y cerca de 2.000 m², cuya construcción se iniciará previsiblemente en septiembre de este mismo año. Este nuevo edificio responde a las necesidades de crecimiento de SCAYLE derivadas del incremento de la demanda de servicios de cálculo y de ‘cloud computing’ por parte de empresas y entidades públicas y privadas, de la ampliación constante de sus infraestructuras y del número creciente de actividades formativas y divulgativas ofertadas por la Fundación, que requieren de salas, aulas y espacios adecuados de los que no dispone el edificio CRAI-TIC.

Las expectativas son de un fuerte crecimiento en los próximos cinco años como consecuencia de la ejecución por SCAYLE de diversos proyectos financiados por los instrumentos europeos Next Generation, tanto con cargo a los fondos REACT EU (15 millones de euros) como al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (3,5 millones). Estos fondos de recuperación permitirán, entre otras mejoras, una importante ampliación de la capacidad de ‘Caléndula’ hasta alcanzar los 10 PetaFLOPs de potencia de cálculo (actualmente tiene 0,5), los 20 PetaBytes para almacenamiento de datos (actualmente cuenta con 1 PetaBytes) y los 128 TeraBytes de memoria RAM para ejecución de servidores virtuales (actualmente es de 16 TeraBytes). Todo ello se traducirá en mayores necesidades de espacio para albergar nuevos equipos e infraestructuras.

La proyectada nueva sede de SCAYLE será construida por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la empresa pública SOMACYL. Se ubicará en una parcela situada en la calle Profesor Gaspar Morocho, junto al Centro Integrado de Formación Profesional. El presupuesto total de las obras se estima en 3 millones de euros. La Junta ya ha adjudicado el concurso de redacción del proyecto y dirección de la obra del nuevo edificio, con un plazo de redacción de tres meses; acto seguido se solicitará licencia municipal y se prevé licitar las obras en el mes de junio, que comenzarán en septiembre con un plazo de ejecución de 18 meses, finalizando en 2024.

León, referencia de la Supercomputación y del cálculo cuántico

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con las inversiones en marcha para este nuevo Centro de Supercomputación de la Fundación SCAYLE, quiere que León sea una referencia en el cálculo y comunicaciones cuánticas, cada vez más requerido en el ámbito científico y empresarial. Ayer se celebró en la Universidad de León una jornada organizada por la Fundación SCAYLE para presentar las actividades cuánticas en Castilla y León. En este evento se presentaron las actividades a realizar en Castilla y León relacionadas con el proyecto Quantum-SPAIN de computación cuántica aplicada la inteligencia artificial y, por otra parte, las actividades relacionadas con las comunicaciones cuánticas.

Castilla y León, punta de lanza en España de la Certificación de Competencias Digitales y en capacitación digital de la ciudadanía

Castilla y León,  Andalucía,  la Comunidad Valenciana, Galicia, Navarra y Extremadura han iniciado la colaboración para el fomento de competencias digitales entre la ciudadanía, que contará con la plataforma TUCERTICYL, cedida por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con el objetivo de reducir la brecha digital en la sociedad española compartiendo recursos y conocimiento entre administraciones públicas.

El sistema de certificación de competencias digitales de la Junta de Castilla y León, con información accesible desde www.tucerticyl.es trata de dar respuesta a esta realidad en la Comunidad, permitiendo a los castellanos y los leoneses acreditar sus conocimientos y competencias en la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) mediante la superación de pruebas de certificación que se pueden realizar en los nueve Espacios CyL Digital, centros de formación y sensibilización en nuevas tecnologías titularidad de la Junta de Castilla y León que se encuentran ubicados en las capitales de provincia, así como en otros centros homologados pertenecientes a administraciones locales o entidades privadas sin ánimo de lucro. A través de una aplicación informática de certificación, se pude obtener un certificado electrónico firmado por la Junta de Castilla y León que acredita haber adquirido conocimientos TIC específicos con un periodo de validez de 4 años.

Esta certificación de competencias digitales de Castilla y León se ha basado en el modelo europeo de competencias digitales (DIGCOMP 2.1) publicado por el Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Center) de la Unión Europea, que establece un total de 21 competencias digitales agrupadas en 5 áreas (búsqueda de información, comunicación, creación de contenidos digitales, seguridad y resolución de problemas) y varios niveles de dificultad (nivel básico y medio), utilizando para ello un sistema de certificación integral, completamente fiable.

Un sistema con el que, desde la Junta de Castilla y León, se consigue una doble finalidad: por un lado, motivar a los ciudadanos en el aprendizaje y manejo de las nuevas tecnologías mediante la obtención de un certificado que acredite sus conocimientos y mejore su empleabilidad; y, por otro, facilitar a las entidades públicas y privadas un mecanismo para poder evaluar objetivamente las competencias digitales de las personas que se incorporen a sus organizaciones. Por eso, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está trabajando con la Consejería de la Presidencia para lograr la certificación de competencias del empleado público y dar valor dentro de nuestra Administración a la acreditación de conocimientos y habilidades de nuestros trabajadores.

El Sistema de certificación de competencias digitales de la Junta de Castilla y León ha obtenido varios reconocimientos a nivel europeo y nacional, como son: finalista en los European Digital Skills Awards 2018, premio al mejor recurso digital en los premios europeos All Digital Awards 2019 o el premio al mejor proyecto de ‘Transformación Digital’ en los Premios Internet 2020 a nivel nacional.

En definitiva, una pieza más en la intensa labor de asesoramiento y formación tecnológica de los castellanos y leoneses que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través del Programa 'CYL Digital', dirigido especialmente a todos aquellos grupos con mayores dificultades para acceder a la Sociedad de la Información (desempleados, personas con bajo nivel de estudios, con mayores, con discapacidades, inmigrantes, etc.). A través de este programa, todos los ciudadanos de Castilla y León no solo pueden aprender a usar las nuevas tecnologías, sino que, además, también pueden certificar sus habilidades digitales mediante de un sistema de certificación integral, a través de la plataforma de certificación de competencias digitales.

Una formación que va a ser incrementada de forma exponencial con los nuevos fondos europeos NEXT EU que supondrá una inversión de 9,5 millones de euros hasta el 2025 en esta actividad.