Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • La Junta ayuda a 10.997 familias de bajos recursos con 7,6 millones de euros en deducciones fiscales por familia numerosa, natalidad y cuidado de hijos
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta ayuda a 10.997 familias de bajos recursos con 7,6 millones de euros en deducciones fiscales por familia numerosa, natalidad y cuidado de hijos

  • Compartir
  • Economía y Hacienda adelanta el pago de 8.341 de las 10.997 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de la campaña de 2021, correspondientes a 2017, por valor de 5,6 millones
  • Por séptimo año consecutivo, la Junta facilita a familias que en años anteriores no se aplicaron estas deducciones por no tener una renta suficiente cuenten con beneficios fiscales que llegan a 7,6 millones con una media de 700 euros por beneficiario
  • Hasta el momento, la Junta ha devuelto más de 37 millones de euros en deducciones familiares a más de 51.000 beneficiarios correspondientes a las campañas de los últimos 6 años

7 de enero de 2022

Castilla y León | Consejería de Economía y Hacienda

La Consejería de Economía y Hacienda ha recibido 10.997 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes al ejercicio 2017, a lo largo de la campaña que se desarrolló entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Se trata del séptimo año en el que la Junta realiza una campaña para que los ciudadanos de Castilla y León de bajos recursos, que en años anteriores no se aplicaron estas deducciones por no haber generado una renta suficiente, puedan ahora disfrutar estos beneficios fiscales.

El importe total de estas deducciones es de 7,6 millones de euros, lo que implica una media de unos 700 euros por beneficiario.

La Junta, que ha ordenado ya el pago de estas ayudas, ha realizado un primer abono parcial por 5,6 millones destinado a más de 8.300 beneficiarios. Este pago se irá completando a lo largo de los próximos meses a medida que se vayan verificando las solicitudes, dado que la norma establece que la Administración debe resolver todas las solicitudes antes de abril de 2021.

En esta campaña se han redoblado esfuerzos para agilizar y anticipar el pago a las familias, a fin de facilitarles liquidez y contribuir al impulso necesario para la superación de la crisis ocasionada por la COVID-19, de tal forma que este primer pago parcial supone el de mayor importe desde el establecimiento de estas ayudas.

En 2011, la Junta de Castilla y León estableció una excepción dentro de la normativa reguladora del IRPF, para permitir a los contribuyentes que no alcanzaban la cuota mínima exigible deducirse determinados gastos familiares de este tributo.

Durante estos años se ha consolidado por parte de la Junta de Castilla y León la política de apoyo a las familias, a la conciliación de la vida familiar y al reto demográfico que ha permitido a miles de familias acceder a estas ventajas fiscales. Desde su establecimiento el importe de las ayudas abonadas se ha ido incrementando año tras año, llegando a superar el doble de solicitudes pagadas en este último año respecto al primero.

Concretamente, la Junta ha devuelto más de 37 millones de euros en deducciones familiares a más de 51.000 beneficiarios correspondientes a las campañas de los últimos siete ejercicios.

Deducciones aplicables

Las deducciones autonómicas familiares aplicables son seis: familia numerosa, nacimiento o adopción de hijos, partos múltiples o adopciones simultáneas, gastos de adopción, cuidado de hijos menores y permiso de paternidad.

La horquilla de descuentos en la factura fiscal es muy amplia. Así, cabe citar el ahorro de 710 euros establecido por el primer descendiente –que se eleva a 1.475 por el segundo y a 2.351 euros por el tercero–, o el abono total del pago de escuelas o guarderías con un límite de 1.320 euros. En todos los casos, su aplicación está condicionada a que el contribuyente no supere determinados techos de renta, con el objetivo de llegar a las familias que más lo necesitan.