Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • La EDAR de Onzonilla sanea ya los vertidos industriales y urbanos de la zona tras una inversión de 2,5 millones de euros

La EDAR de Onzonilla sanea ya los vertidos industriales y urbanos de la zona tras una inversión de 2,5 millones de euros

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana la estación depuradora de aguas residuales de la localidad leonesa de Onzonilla que, tras su entrada en servicio, recoge los vertidos de una población equivalente a 3.600 habitantes. Con esta EDAR, la Junta avanza en el cumplimiento de los objetivos de calidad de las aguas fijados por la normativa europea.

18 de abril de 2018

Castilla y León | Consejería de Fomento y Medio Ambiente

La nueva planta recoge los vertidos industriales situados al norte de Onzonilla, así como los vertidos urbanos del municipio y de las localidades de Torneros, Vilecha y Sotico, todos ellos en las proximidades de León capital. La depuradora cuenta con 6.200 metros de tubería en colectores de diámetros de 315 a 630 milímetros. Su caudal de diseño y tratamiento en periodo estable es de 600 metros cúbicos al día o 25 metros cúbicos a la hora, pudiendo alcanzar los 190 metros cúbicos a la hora.

La estación aplica a los residuos industriales y urbanos un pretratamiento mediante tamizado y dispone de un reactor biológico tipo carrusel para el tratamiento secundario de fangos activos, un decantador secundario, instalaciones que se completan con un edificio de control y deshidratación, además de las de estas infraestructuras. La empresa pública Somacyl se hará cargo de su explotación durante los próximos 25 años.

La inversión ha ascendido a 2,5 millones de euros, de los que 800.000 han sido aportados por el ayuntamiento, beneficiando a una población de 3.600 habitantes-equivalentes, concepto que agrega la población residencial con la componente industrial y ganadera de los municipios.

Con la puesta en servicio de esta EDAR, la Junta avanza en la ejecución de la Línea de actuaciones de depuración en aglomeraciones superiores a 2.000 habitantes-equivalentes y, con ello, en el cumplimiento de los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales fijados por la normativa europea.

En esta legislatura, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha puesto en servicio en la provincia de León las depuradoras de Cistierna, Santa María del Páramo y ahora la de Onzonilla y trabaja en las de Laguna de Negrillos, Lancia Sobarriba, Mansilla de las Mulas y Villamañán. A ellas se suman las actuaciones en los espacios naturales de Oseja de Sajambre-Caín, en Picos de Europa, en Las Médulas, Babia y Luna y Hoces de Vegacervera. Por último, dentro del programa de Dinamización Económica de los municipios mineros se están desarrollando actuaciones en Bembibre, Torre del Bierzo, Folgoso de la Ribera y Villablino, todo ello con unas inversiones cercanas a  los 26 millones de euros.

En 2017, en la provincia de  León, la depuración estaba garantizada en el 99,27 % de los casos, situándose por encima de la media de la Comunidad que se encuentra en el 98,65 %

Uno de los compromisos de la legislatura de la Consejería, respecto a las infraestructuras vinculadas al ciclo del agua, es completar la depuración de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes. Para ello, el Consejo de Gobierno aprobó una inversión de 75 millones de euros, durante esta legislatura, para la construcción, puesta en marcha o mejora de 40 depuradoras de aguas residuales en otros tantos municipios de Castilla y León y completar así la depuración de las 198 localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes. Todo ello, con el único fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos de la calidad de los vertidos de aguas residuales urbanas fijados por la normativa europea.