Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

Más de 18,7 millones de euros para modernizar y consolidar los regadíos en la zona del Canal del Pisuerga

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Las obras consistirán en la colocación de riego a presión, con instalaciones modernas y competitivas para mejorar la distribución del agua a los cultivos en el Sector G, Fase I del Canal del Pisuerga, en los municipios de Santoyo y Frómista. Con esta actuación se continúa avanzando en la modernización del regadío de la zona, que pasa de 6.910 hectáreas a más de 8.000, lo que supone ya el 66 % de la superficie de esta comunidad de regantes, lo que ha conllevado, hasta el momento, una inversión de 72,4 millones de euros, y sumado a esta nueva inversión superará los 91 millones de euros.

28 de diciembre de 2018

Castilla y León | Consejería de Agricultura y Ganadería

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) para llevar a cabo obras de modernización y consolidación de los regadíos de esa zona.

Con una inversión superior a los 16,2 millones de euros, se instalará un sistema de riego a presión, con instalaciones modernas y competitivas para mejorar la distribución del agua a los cultivos en el Sector G, Fase I del Canal del Pisuerga, en los municipios de Santoyo y Frómista, en la provincia de Palencia. De este modo, se modernizarán 1.100 hectáreas de 272 propietarios.

Hay que sumar, además, a esta inversión, la obra de infraestructura rural de la concentración parcelaria, que tiene un presupuesto de 2,5 millones de euros y que ejecutará completamente la Consejería de Agricultura y Ganadería, por lo que el coste total de la obra, una vez culminada, superará los 18,7 millones de euros,

Con esta actuación se continúa avanzando en la modernización del regadío de la zona, que pasa de 6.910 hectáreas a más de 8.000, lo que supone ya el 66 % de la superficie de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga, lo que ha conllevado, hasta el momento, una inversión de 72,4 millones de euros, que sumado a la inversión prevista de 18,7 millones de euros, superará los 91 millones de euros.

En cuanto a las obras, la Consejería de Agricultura y Ganadería, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), se encargará de poner en marcha el bombeo y otras instalaciones vinculadas al mismo, así como llevará a cabo la dirección de obra y las medidas de seguridad. Por su parte, Seiasa se encargará de los elementos de regulación, la red de distribución de riego y otras instalaciones y automatismos.

Con esta actuación, se alcanza el 54 % del compromiso adquirido al inicio de legislatura por presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de modernizar los regadíos en 40.000 hectáreas en este periodo de ejecución del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León.

Beneficios de la modernización del regadío

Entre los principales beneficios que conllevan la modernización del regadío de una zona está la optimización del uso del agua, permitiendo hacer frente con mayores garantías a las circunstancias de escasez de recursos disponibles. Se estiman ahorros medios en el uso de recursos de entre un 20 y un 25 %.

Además, para mejorar la competitividad y rentabilidad de las explotaciones agrarias, los costes para el riego con presión se reducen en las zonas modernizadas un 35 % respecto a las zonas sin modernizar. La modernización contribuye activamente a la regeneración en el campo, ya que las incorporaciones de jóvenes en las zonas modernizadas son un 80 % superiores que las que se producen en las zonas sin modernizar. Esta apuesta por un sector modernizado se aprecia también en la inversión que llevan a cabo los propios agricultores, que es un 240 % mayor en las zonas modernizadas que en las no modernizadas

El regadío modernizado permite diversificar las alternativas de cultivo, principalmente porque pueden realizarse otros cultivos más asociados a la transformación agroindustrial. Esta posibilidad de adaptación de las producciones a las necesidades del mercado permite mejorar y garantizar la competitividad de las explotaciones agrícolas.

Es fundamental la contribución del regadío a la mejora de las condiciones ambientales del medio rural, ya que, además del ahorro de agua, las infraestructuras de riego modernizadas permiten una reducción de la contaminación difusa que puede cifrarse por ejemplo en una reducción del abonado nitrogenado de entre un 25 y un 30 %, que además de ser un ahorro de costes importante, reduce la carga contaminante que llega a las masas de agua. En esencia, el ahorro de agua, junto con el efecto sumidero de CO2 que suponen los cultivos de regadío, hace de las modernizaciones de regadío una herramienta eficaz para luchar contra el cambio climático.

Por estos motivos, la modernización de los regadíos se configura como una de las medidas imprescindibles para el desarrollo rural, no solo porque permite garantizar la viabilidad de las explotaciones para el futuro, sino porque además tiene un efecto de interacción con otras actividades, como la industria agroalimentaria, lo que permite generar empleo y actividad económica y fijar población en estos entornos.

Más de 207 millones de euros para modernizar y hacer competitivo el campo palentino

El Mapa de Infraestructuras Agrarias de Castilla y León, que puso en marcha la Consejería de Agricultura y Ganadería en 2016, y que se constituyó como una herramienta abierta donde tienen cabida todas las obras de modernización y mejora del campo castellano y leonés, contempla en la provincia de Palencia 19 actuaciones con una inversión de 207 millones de euros para hacer competitivas 46.600 hectáreas.

De ellas, ocho son infraestructuras rurales (25.285 hectáreas) por 11,1 millones de euros; siete modernizaciones de regadíos (15.456 hectáreas), con una inversión de 131,6 millones de euros; y cuatro transformaciones de regadíos (5.786 hectáreas) por 64,1 millones de euros.

En la actualidad se han finalizado o están en marcha trece inversiones, por una cuantía de 72 millones de euros en más de 20.000 hectáreas. Se trata de las infraestructuras rurales en las Vegas del Río Valdavia Demarcación I y II; las de Villavega de Ojeda, Tamara de Campos, Peralejo-Palenzuela y Camporredondo-Los Cardaños; el proyecto de mejora y modernización del regadío de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga Fase III (Sector F); la obra de toma y la estación de bombeo para Támara de Campos, Santoyo, Amusco, Piña de Campos y Frómista; la modernización del regadío de Hontoria de Cerrato; el desvío de las líneas eléctricas de alta tensión de la presa sobre el arroyo de Villafría en Santibáñez de la Peña, así como las obras de puesta en riego de la zona del Bajo Valdavia y la red de riego del Sector IV Esla-Carrión (Palencia-Valladolid).

Galería Multimedia