Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades implica a las empresas de arquitectura y construcción en el diseño del nuevo modelo de atención residencial
Contenido principal. Saltar al inicio.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades implica a las empresas de arquitectura y construcción en el diseño del nuevo modelo de atención residencial

  • Compartir
  • Isabel Blanco inaugura una jornada organizada en colaboración con el clúster de Hábitat Eficiente, AEICE, donde se han premiado las mejores propuestas en materia de creación y adaptación de espacios para favorecer el bienestar de las personas
  • Anuncia inversiones por importe de 80 millones de euros en los próximos tres años para construir y modernizar centros residenciales en la Comunidad
  • Apuesta por configurar un sistema en red, trasladando esos cuidados personalizados a los hogares, a través de la implementación de soluciones tecnológicas y la consolidación del sistema de atención a la Dependencia 5.0

28 de mayo de 2021

Castilla y León | Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades

La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha llamado esta mañana a los profesionales del denominado sector ‘AECO’ –arquitectura, ingeniería, construcción y operaciones– a participar en el diseño del nuevo modelo de atención residencial que está impulsando su departamento, tras destacar que sus conocimientos, experiencia y capacidad de innovación son clave para contribuir al objetivo de mejorar la protección y la calidad de vida de las personas más vulnerables.

La consejera ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de la segunda jornada del foro ‘En mi hábitat’, organizado por la Junta en colaboración con el clúster de Hábitat Eficiente, AEICE. En el acto, celebrado en la Feria de Valladolid, se han entregado los premios del concurso de ideas convocado para recopilar propuestas en torno a la transformación estructural, ambiental y tecnológica que conllevará la aplicación del nuevo modelo de cuidados.

Las directrices que marcarán esta modernización de los Servicios Sociales se plasmarán en una ley de atención residencial, ya en fase de tramitación, que regula una forma diferente de entender los cuidados a mayores y dependientes, donde las personas, sus valores, sus deseos y su proyecto de vida ocupan un lugar central.

Es aquí donde, tal y como ha indicado la consejera, jugarán un papel clave las empresas de ingeniería, construcción y arquitectura, capaces de aportar ideas y proyectos para adecuar los espacios –ya sean centros residenciales, viviendas e, incluso, los propios entornos urbanos y rurales desde el punto de vista de la accesibilidad– y habilitar los recursos materiales y asistenciales necesarios para mejorar el bienestar de las personas que necesitan cuidados.

Galardonados en las tres categorías

Al certamen ‘En mi hábitat’ han concurrido 26 proyectos de gran calidad en las tres categorías establecidas, donde se han fallado tres premios por cada una, con una dotación de 4.000, 2.000 y 1.000 euros, respectivamente.

En la primera, ‘Espacios y edificios interiores’, se ha dado importancia al cumplimiento de los principios de la atención centrada en la persona, buscando propuestas encaminadas a crear estancias personalizadas y confortables, para favorecer que los usuarios se sientan como en su propio hogar. Las iniciativas galardonadas han sido ‘Patios’, de Hugo Olle, Antonio Lara y Rubén Díaz (primer premio); ‘Red de hogares de convivencia ciudad de Zamora’, de Manuel García Fraile (segundo premio), y ‘Me vuelvo al pueblo’, de Sara Cerdá y Ana García (tercer premio).

La segunda categoría, ‘Ciudad, comunidad y espacios exteriores’, ha buscado intervenciones sencillas y reutilizables sobre espacios convertidos en unidades de convivencia, de tal forma que las personas puedan vivir en su entorno conocido personalizando sus espacios privados y adaptándolos a sus necesidades. Los premiados han sido ‘Permanecer, de David García y Juan Pérez (primer premio); ‘Pueblos de la memoria’, de Ara González y Noa González (segundo premio), y ‘Cuidando de las personas, contando con las personas’, de Juan Pablo Herrero (tercer premio).

Finalmente, en la tercera modalidad denominada ‘Mobiliario, equipamiento y soluciones tecnológicas’, se ha valorado la creación de espacios de confort acústico y lumínico para la vida de las personas mayores y dependientes. Los proyectos ganadores han sido ‘Luxineco’, de David Gay y Óscar Lodeiro (primer premio); ‘Invernadero sostenido y sostenible S+S’, de Santiago Marcos y Juan Antonio Huidobro (segundo premio), y ‘Bakora’, de David Sánchez Díez y Alejandro López (tercer premio).

Inversiones vinculadas a la nueva ley de atención residencial

Durante su intervención en la jornada, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha resumido las grandes líneas que marcarán esa transformación de la política social de Castilla y León y ha destacado la nueva ley de atención residencial y la implantación del sistema de atención a la Dependencia 5.0 como dos de los grandes hitos.

En lo que respecta a la normativa que está ultimando su departamento, con una amplia participación de los agentes implicados, Isabel Blando ha explicado que el reto es consolidar un modelo de cuidados personalizado, donde la protección de los más vulnerables se va a abordar desde una perspectiva ética, respetando siempre la autodeterminación de las personas y su proyecto de vida.

Este enfoque implicará cambios estructurales y arquitectónicos en los centros residenciales. Por eso, la consejera ha anunciado inversiones por importe de 80 millones de euros en la construcción y modernización de distintas residencias a lo largo de los próximos tres años, un esfuerzo económico que la Junta acometerá con fondos propios y aprovechando también los recursos europeos procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En esa relación de inversiones figuran la edificación de tres nuevas residencias en Ávila, Zamora y Salamanca; diversas obras de mejora y remodelación en centros de Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid, y la ampliación de plazas de convalecencia y la reconversión de plazas públicas residenciales de personas válidas en otras para dependientes.

El diseño de estos espacios se articulará a través de las unidades de convivencia, que son módulos amplios, con espacios comunes y con capacidad para un máximo de 16 personas, concebidos como pequeños hogares dentro de la residencia.

Cuidados en domicilio y atención en red

La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades ha extrapolado este modelo personalizado de cuidados a los propios hogares, impulsando un sistema en red donde se conjugan la atención en centros residenciales y en los domicilios. Al respecto, ha precisado que su departamento está volcado en impulsar la transformación tecnológica de los Servicios Sociales para mejorar las prestaciones y servicios de las personas que optan por ser atendidas en sus casas.

Así, ha citado en primer lugar la implementación de soluciones tecnológicas para domotizar viviendas, optimizar la teleasistencia avanzada o crear ecosistemas de inteligencia ambiental con robots sociales que ayuden en los cuidados a las personas que lo necesitan. Es lo que ha denominado sistema de atención a la Dependencia 5.0.

En segundo término, se ha referido a los proyectos de rehabilitación de casas en el medio rural, tanto particulares como de propiedad municipal, para configurar un modelo de viviendas en red adaptadas para que mayores y dependientes puedan continuar en su entorno hasta el final de su vida. Una iniciativa que acaba de implantarse en la provincia de Salamanca y que contribuirá a generar riqueza y empleo en los pequeños municipios y, en consecuencia, a fijar población.

La consejera ha añadido que, tras el complejo año de la pandemia, ha llegado el momento de “hablar de vida” y de “vivir con calidad” y ha comprometido todos los esfuerzos del Gobierno autonómico por acelerar la modernización de los Servicios Sociales de Castilla y León y contribuir a mejorar la protección y la calidad de vida de los más vulnerables.