Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • Lucas subraya que los 28 millones de euros invertidos en el Plan TCUE han generado una facturación de 169 millones a las universidades de la Comunidad
Contenido principal. Saltar al inicio.

Lucas subraya que los 28 millones de euros invertidos en el Plan TCUE han generado una facturación de 169 millones a las universidades de la Comunidad

  • Ir a descargas
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir
  • La titular de Educación ha destacado que la Junta ha destinado desde 2008 más de 28 millones de euros a la transferencia de conocimiento entre la universidad y la empresa
  • Una inversión que se ha multiplicado por seis hasta los 169 millones que las universidades de Castilla y León han facturado en I+D y consultoría al sector empresarial
  • Lucas ha entregado esta mañana los galardones a los investigadores premiados por los certámenes del Plan TCUE en su edición de 2019
  • “Esta estrategia se ha convertido en pasarela firme entre la formación teórico-práctica que ofrece la universidad y las necesidades reales del mercado y de la empresa”, ha señalado la consejera
  • ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ y ‘Desafío Universidad- Empresa’, coordinados por Fuescyl, han propiciado la creación de 32 nuevas empresas y de 62 proyectos universitarios de I+D+i, respectivamente

2 de marzo de 2020

Castilla y León | Consejería de Educación

La investigación y la docencia han sido tradicionalmente consideradas como los dos pilares fundamentales de la universidad. En la actualidad, un tercero, la llamada transferencia de conocimiento, ha logrado modernizar la Universidad en Castilla y León, “de tal forma que la ha convertido no solo en casa del saber, sino también en fábrica del buen hacer”, ha señalado la consejera de Educación, Rocío Lucas, durante la entrega de premios de los concursos ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ y ‘Desafío Universidad-Empresa’, coordinados por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl).

De esta concepción de la universidad como motor de desarrollo, surgió en 2008 el primer Plan T-CUE de la Junta de Castilla y León. Desde entonces, la Consejería de Educación ha invertido más de 28 millones de euros en hacer de la estrategia de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa una oportunidad para muchos universitarios.

En este tiempo, las universidades participantes han facturado al sector empresarial más de 169 millones de euros en concepto de I+D y consultoría. Una cifra que demuestra que esos 28 millones invertidos se han multiplicado casi por seis.

Asimismo, en este periodo, las universidades han atendido a 2.500 emprendedores y han impulsado la elaboración de 774 planes de negocio. Todo ello se ha traducido en la creación de 254 nuevas empresas. Por otro lado, “en la parte de desarrollo industrial, podemos congratularnos de que el conjunto de las universidades haya presentado 373 solicitudes ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, 131 internacionales”, ha subrayado Lucas.

‘Iniciativa Campus Emprendedor’

Este certamen, que persigue fomentar la creación de nuevas empresas, se dirige a estudiantes, profesores, personal, becarios y antiguos alumnos de las universidades de Castilla y León. Los ganadores de la convocatoria correspondiente a 2019, que cumple su edición número 11, pertenecen a las universidades públicas de Salamanca (USAL), Valladolid (UVA) y León (ULE), así como a la Universidad Católica de Ávila (UCAV).

En la categoría de ‘Proyecto Empresarial’ han resultado ganadores del primer premio Ramiro Sánchez y Rubén Martín, de la Universidad de Salamanca, con un proyecto denominado ‘Exoesqueleto InMyHand’ orientado a la rehabilitación de lesiones en la mano. El segundo premio ha sido para el proyecto ‘EGO GENOMICS’, también de la Universidad de Salamanca, representada en esta ocasión por Luis Francisco Lorenzo, Laura Clavaín, Rubén Fernández y José Andrés Lorenzo, investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer (centro mixto CSIC-USAL). El tercer premio corresponde al proyecto ‘Twyncare’, de Mario Martínez y Javier Gonzále,z de la Universidad de Valladolid. Por último, el cuarto premio de esta misma categoría ha sido para Vega Villar, de la Universidad de León, que presentó el proyecto empresarial ‘DentaLE Biomédica’ encaminado a mejorar el diagnóstico de la periodontitis.

En la modalidad ‘Idea Innovadora de Negocio’, el primer premio lo ha obtenido el equipo de Ignacio de Godos, María Daphne Hermosilla, Antonio María Gascó y Víctor Alonso, investigadores en el Campus Duques de Soria de la UVA, que presentó la propuesta ‘LEDmeClean’ de fabricación de dispositivos para depurar aguas residuales mediante tecnología led.

En segundo lugar ha quedado Alejandro González, de la Universidad de León, con su propuesta para integrar las energías renovables en la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos. Y, finalmente, el tercer puesto de esta modalidad ha sido para el equipo formado por Diego Vergara y Jorge Muñoz, de la Universidad Católica de Ávila, por su propuesta de dispositivo ‘Baby Calm’ para acunar bebés de forma automática.

Los proyectos empresariales ganadores recibirán, además del correspondiente diploma acreditativo, un premio en metálico de hasta 10.000 euros para el primer clasificado, hasta 9.000 euros para el segundo premio, hasta 8.000 euros para el tercer clasificado y hasta 6.000 euros para el cuarto. Estos importes económicos están destinados a dotar el capital social de la nueva empresa. Por su parte, las ideas innovadoras de negocio, además de recibir el correspondiente diploma acreditativo, serán premiadas con un miniordenador tipo tablet. Los galardonados disponen de un año para desarrollar estos proyectos.

Desde sus inicios, en 2009, el concurso ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ acumula 815 propuestas presentadas -489 en la categoría de Idea Empresarial y 326 en la categoría de Proyecto Empresarial-, que han dado lugar a 32 nuevas empresas basadas en el conocimiento universitario.

‘Desafío Universidad-Empresa’

Con una dotación en premios de 45.000 euros, el concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’ está dirigido a investigadores universitarios y empresas con interés en desarrollar proyectos conjuntos de I+D+i. El certamen también está abierto a la participación de emprendedores y organizaciones de interés social.

El primer premio ha recaído en la solución presentada por Javier Prieto, de la USAL. ‘Datalog_all-one’ es un proyecto en el que se concebirá un nuevo dispositivo para la gestión y el control de instalaciones e infraestructuras de placas fotovoltaicas, demandado para la empresa PROYECTA RENOVABLES CONTROL, S.L., de Ávila.

El segundo premio ha sido para el proyecto ‘NITRODIGEST2019’, de Victorino Díez, de la Universidad de Burgos (UBU). Se trata del desarrollo de un sistema de tratamiento de residuos procedentes de la industria agroalimentaria que permita rebajar los niveles de nitrógeno amoniacal para obtener un efluente líquido que cumpla con los requisitos de vertido a la red de saneamiento. Dicha iniciativa será realizada en colaboración con BIOGASNALIA, S.L, de Burgos.

Finalmente, Samuel Álvarez, de la ULE, ha conseguido el tercer premio por el proyecto ‘Lab-MicroComp’, que planteó la compañía J.D. CATALÁN, S.L. Se trata del desarrollo de una novedosa cámara de cultivo donde llevar a cabo experimentos microbiológicos.

El ‘Premio Especial Nuevos Emprendedores’ ha sido para la propuesta ‘DMLS’, de José María Pastor, investigador en la UVA. La iniciativa aborda cómo mejorar las propiedades termo-mecánicas de los materiales metálicos utilizados en fabricación aditiva DMLS (Direct Metal Laser Sintering). Este desafío ha sido propuesto por la empresa AENIUM ENGINEERING, S.L., de Valladolid, constituida hace solo dos años.

Por último, el jurado también ha premiado con un accésit el interés social del proyecto ‘ALZi’, de Isaías García, de la ULE. Se trata del desarrollo de una aplicación para los pacientes de Alzheimer que incorpora funcionalidades para ayudarles en las tareas de su vida diaria, así como facilitar la estimulación cognitiva. Responde a una propuesta realizada por la Asociación de familiares de personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y otras demencias de León.

Desde su creación en 2013, ha recibido 404 demandas empresariales y 411 propuestas de solución por parte de los investigadores universitarios. Además de otorgar estos premios, esta línea de T-CUE ha permitido identificar un buen número de posibles proyectos adicionales de I+D+i que las universidades han canalizado a través de convocatorias propias denominadas ‘Lanzaderas’. Toda esta fase posterior ha dado lugar a, al menos, 62 proyectos concretos, o bien ya desarrollados o bien en fase de desarrollo.

Plan TCUE 2018-2020

La Consejería de Educación, desde el año 2008, viene apoyando la transferencia desde las universidades de la Comunidad hacia la empresa a través de lo que ya entonces denominó Plan TCUE (acrónimo de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa). El objetivo general desde aquella primera iniciativa siempre ha sido aumentar la relación entre el mundo académico y empresarial para alentar la incorporación del conocimiento como activo relevante de la economía de la Comunidad.

El Plan TCUE 2018-2020 pretende profundizar en la senda marcada por la anterior iniciativa -desarrollada entre 2015 y 2017-, siempre en el marco de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León, 2014-2020.

A lo largo de estos años, bajo el marco del Plan TCUE, se ha ido tejiendo todo un sistema de apoyo a la colaboración universidad-empresa y al emprendimiento universitario del que hoy se benefician todas las universidades de Castilla y León. Un itinerario que, en el caso de los emprendedores, comprende desde las fases más tempranas de generación de la idea empresarial hasta la fase final de constitución de la nueva empresa, pasando por etapas intermedias de formación del emprendedor y de experimentación con prototipos y pruebas de concepto.

Están en TCUE todas las universidades de Castilla y León: las universidades públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid; y las privadas Pontificia de Salamanca, IE Universidad, Europea ‘Miguel de Cervantes’, Católica de Ávila e ‘Isabel I de Castilla’.

Más información en las páginas web de Fuescylred TCUE y en la cuenta de la red social Twitter @fuescyl.