Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • La Junta falla los ‘Premios Regionales Fuentes Claras’ de sostenibilidad en municipios pequeños en su vigésima edición
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta falla los ‘Premios Regionales Fuentes Claras’ de sostenibilidad en municipios pequeños en su vigésima edición

  • Compartir

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha fallado los Premios Regionales ‘Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León’ en su vigésima edición a los proyectos desarrollados por los ayuntamientos de Murias de Paredes, en León; Torresandino, en Burgos; y Fresno el Viejo, en Valladolid. Tres asociaciones, una en Nava de Arévalo, en Ávila, otra en Peñaranda de Duero, Burgos, y la tercera de Soria, y una empresa de Ibeas de Juarros, completan el listado de distinciones por su contribución a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de sus ciudadanos en el medio rural.

11 de diciembre de 2020

Castilla y León | Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio

Los «Premios Regionales Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León» se han consolidado en la Comunidad como un referente que reconoce el esfuerzo de los municipios pequeños, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro y empresas que trabajan en el diseño y aplicación de modelos que promueven el desarrollo sostenible de los municipios en los que se desarrollan, contribuyendo a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural.

Los proyectos premiados servirán como modelo y ejemplo para avanzar en el desarrollo sostenible a través de la Escuela de Alcaldes que continúa organizando la Junta de Castilla y León en esos municipios, como marco para presentar y explicar el contenido de estos proyectos a responsables y técnicos de municipios pequeños y de las asociaciones y empresas que desarrollan su actividad en las localidades de menos de 5.000 habitantes.

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado recientemente el  fallo del jurado de estos premios que distingue los siguientes proyectos:

a) Entidades locales de menos de 1.000 habitantes:

1er Premio: Ayuntamiento de Murias de Paredes (León), por su proyecto «Siente Omaña, Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna en la Casona de los Condes de Luna»

2º Premio: Ayuntamiento de Torresandino (Burgos), por el proyecto «Restauración de infraestructuras industriales urbanas y de espacios degradados en los parajes naturales –Corro del Castillo- y – Ribera del río Esgueva-», y

Mención Especial: Ayuntamiento de Fresno el Viejo (Valladolid), por el proyecto «Cañada natural»

b) Asociaciones y entidades sin ánimo de lucro:

1.er  Premio: Asociación Cultural Palacios Rubios, Nava de Arévalo (Ávila), con el trabajo Recuperación y puesta en valor del espacio Caños-Trampal».

2.º  Premio: Asociación de Desarrollo Rural Integral de la Ribera de Duero burgalesa (Peñaranda de Duero-Burgos), por su proyecto  «Riberizando los ODS en el medio rural», y

Mención Especial: Asociación Cultural Gaya Nuño de Tardelcuende (Soria), por su propuesta «Rehabilitación y recuperación de casetones resineros»

c) Empresas

1.er  Premio: Empresa Educación & Tierra (Ibeas de Juarros-Burgos), con el proyecto «Conocer nuestro entorno y aprender de las tradiciones».

El jurado ha declarado desiertos el 2.º Premio en la modalidad de Empresas  y el primer y segundo premio de la modalidad de Entidades Locales de 1.000 a menos de 5.000 habitantes por falta de candidaturas.

XX Edición de los Premios Regionales Fuentes Claras

Estos premios comenzaron su andadura en el año 2000. En una primera etapa, los premios eran otorgados por el Ayuntamiento de San Miguel del Arroyo en colaboración con la Consejería competente en materia de medio ambiente y, a partir del año 2003, se centraron en el reconocimiento de proyectos desarrollados en municipios de la Comunidad de Castilla y León de menos de 1.000 habitantes.

El jurado valora la contribución a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural al promover el desarrollo sostenible del municipio en el que se llevan a cabo. Los criterios para distinguir los proyectos estarán basados en su singularidad, transferibilidad, esto es, que puedan aplicarse a otros municipios, su repercusión, las alianzas con otras entidades y su perdurabilidad, es decir, que pueda persistir en el tiempo de manera autónoma.