Saltar al contenido principal.

Escudo de la Junta de Castilla y León; Página de inicio

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • X. Abre una nueva ventana
  • Facebook. Abre una nueva ventana
  • Youtube. Abre una nueva ventana
  • Comunicación
  • Notas de Prensa
  • La Junta instala el primer conducto de la Red de Calor Sostenible ‘Valladolid Oeste’ para dar servicio el próximo invierno de calefacción y agua caliente a más de 10.000 viviendas y 67 edificios del sector terciario
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta instala el primer conducto de la Red de Calor Sostenible ‘Valladolid Oeste’ para dar servicio el próximo invierno de calefacción y agua caliente a más de 10.000 viviendas y 67 edificios del sector terciario

  • Compartir
  • Con una inversión de la Junta de 30 millones de euros, ya han iniciado los trámites de conexión de 4.000 viviendas y 30 edificios terciarios en los barrios vallisoletanos de Parquesol, Villa de Prado y zona suroeste de Huerta del Rey
  • El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado el avance de las obras para la construcción de la central de generación térmica renovable y del ramal de las conducciones de transporte térmico
  • Esta nueva red de calor sostenible entrará en funcionamiento el próximo invierno 2023/2024 y permitirá a los usuarios ahorros entre el 30 y el 50 por ciento de su factura energética
  • El biocombustible que se va a utilizar es astilla forestal procedente de trabajos silvícolas en los montes de Castilla y León. Logrará una reducción de gases de efecto invernadero de 31.300 toneladas de CO2/año
  • “Una de las prioridades de la Consejería es impulsar la utilización de la biomasa forestal, que contribuye a la descarbonización de la economía, a la defensa de los bosques y a la creación de empleo en el medio rural”, señaló Suárez-Quiñones

3 de febrero de 2023

Castilla y León | Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones -acompañado por el alcalde de Valladolid, Oscar Puente; el director general de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez; el primer teniente de alcalde y concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda de Valladolid, Manuel Saravia, y la delegada de la Junta, Raquel Alonso-, ha visitado hoy la instalación del primer tubo que conducirá el biocombustible, astilla forestal de los montes de Castilla y León, para proporcionar agua caliente y calefacción a 67 edificios del sector terciario y 10.200 viviendas de los barrios Villa de Prado, Parquesol y zona suroeste de Huerta del Rey, en la ciudad de Valladolid.

En estos momentos 4.000 viviendas y 30 edificios terciarios de estos tres barrios vallisoletanos han iniciado el trámite de conexión.

Este importante proyecto medioambiental -promovido por la Consejería de Medio Ambiente Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, a través de Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl)-, cuyas obras comenzaron en enero pasado, supondrá una inversión total de 30 millones de euros más IVA y la creación de 72 puestos de trabajo. Ahorrará a los usuarios entre el 30% y el 50% de su factura energética, además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero de 31.300 toneladas de CO2/año e incrementar la independencia energética de la Comunidad. Además, conllevará el apagado de 400 calderas y chimeneas de combustible fósil en la ciudad de Valladolid.

La conexión de edificios públicos a la red de calor la realizará directamente la sociedad pública Somacyl, para lo cual ya se encuentran avanzadas las tramitaciones con las diferentes administraciones propietarias de edificios en la zona (Ayuntamiento, Diputación, Junta de Castilla y León, Delegación del Gobierno, Agencia Tributaria, Cortes de Castilla y León…).

La conexión de edificios privados se realizará a través de suministradores homologados, que son personas físicas o jurídicas que desarrollan su actividad como empresa de servicios energéticos, una vez superado el procedimiento de homologación y solvencia abierto por Somacyl en el verano de 2022.

Actualmente están homologadas seis empresas y se han iniciado las gestiones para conexión de más 50 comunidades de propietarios.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha insistido en las ventajas del uso de la biomasa forestal “como fuente de energía limpia, autóctona y renovable, que reporta indudables beneficios energéticos (reducción de la dependencia del usuario respecto a los recursos fósiles y la geopolítica), ambientales (reducción de la huella de carbono y mejora del estado selvícola de los montes, lo que ayuda a prevenir incendios) y socioeconómicos (contribución del ahorro y estabilidad en la factura energética, y generación de actividad económica y empleo en el medio rural)”.

Nueva red de calor ‘Valladolid Oeste’

La instalación de calefacción urbana centralizada ‘Valladolid Oeste’ será la tercera gran red de calor de la ciudad de Valladolid promovida por la Junta de Castilla y León; utilizará como combustible biomasa forestal renovable; suministrará energía térmica renovable para atender las demandas de calefacción y agua caliente sanitaria de todos los edificios, tanto públicos como privados, con calefacción comunitaria que estén interesados en conectarse.

La nueva red de calor consta de varias infraestructuras: la Central de generación de energía térmica renovable, que se ubicará próximo a las instalaciones del punto limpio municipal, integrada por tres edificios (de generación de energía con 4 calderas de biomasa…), el edificio de almacenamiento y alimentación de biomasa, y el edificio auxiliar (oficinas, control, zona contra-incendios, vestuarios…). La otra infraestructura es la Red de canalizaciones de distribución del calor, que tendrá una longitud de 25.000 metros (25 km), mediante tuberías de acero preaislado específicamente diseñadas para el transporte eficiente de fluidos. Asimismo, las Subestaciones de intercambio térmico, cuya función es desacoplar hidráulicamente la red de calor y el circuito interno de cada edificio, así como transferir energía térmica del circuito externo a los edificios.

Una vez finalizado, se interconectará hidráulicamente con la red de calor ‘Huerta del Rey’ para aumentar la capacidad de suministro de la red existente en la zona norte-este del barrio Huerta del Rey. Cuando esté totalmente terminada, la nueva infraestructura tendrá una capacidad de producción de energía térmica renovable de 130.530.000 kWh útiles/año, que suponen 11.224 toneladas equivalentes de petróleo que dejaran de consumirse.

La previsión de consumo futuro de biomasa para cubrir la demanda potencial de edificios conectables es de 50.200 toneladas astilla/año.

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero conseguida con este importante proyecto medioambiental asciende a 31.300 toneladas CO2/año.

Para la operación y mantenimiento de la infraestructura se crearán 12 puestos de trabajo directos estable en la ciudad de Valladolid y para la obtención y logística de la biomasa necesaria para su funcionamiento está prevista la creación de otros 40 puestos de trabajo directo y 20 puestos de trabajo indirecto en el mundo rural de la comunidad autónoma, además del centenar de personas que se espera incorporar en las distintas fases de las obras de construcción.

Objetivos y ventajas del proyecto

Los objetivos perseguidos por este proyecto sostenible son:

  • Prestar un servicio urbano de suministro centralizado de energía térmica, al que se pueden sumar tanto los edificios públicos como los edificios privados de los tres barrios, lográndose así importantes sinergias a todos los niveles.
  • Sustitución del uso de energía fósiles por una energía renovable, sostenible y autóctona (biomasa), que contribuye a generar empleo en entornos rurales, disminuye la dependencia energética de la Comunidad y contribuye a la prevención de incendios forestales en nuestra comunidad autónoma.
  • Reducción de las emisiones de CO2 de los edificios de tres grandes barrios de Valladolid, disminuyendo la huella de carbono de la ciudad y contribuyendo a su transición ecológica.
  • Digitalización y telegestión de la demanda de energía térmica de los edificios que se conecten al sistema.

Las ventajas para los futuros usuarios son las siguientes:

  • Ausencia de equipos propios de producción de calor y chimeneas: 0 averías, 0 reposiciones, 0 riesgos de combustión, 0 ruidos y vibraciones, 0 costes de mantenimiento.
  • Ahorro en factura energética. Respecto precios actuales de energías fósiles, entre el 30 y 50%.
  • Reducción de costes de mantenimiento y de renovación de calderas.
  • Mejora de la calefacción energética de los edificios al utilizar una fuente de energía renovable.
  • Mayor disponibilidad de espacio útil valorizable.
  • Flexibilidad y adaptabilidad para disponer de mayor potencia.
  • Permanente actualización tecnológica.
  • Mayor garantía y seguridad en el suministro energético.

Otras redes de calor promovidas por la Junta en Valladolid

La Junta de Castilla y León, a través de Somacyl, ha promovidos otras dos redes de calor en la ciudad de Valladolid: El campus de la Universidad de Valladolid y el barrio de Huerta del Rey norte-este.

En el año 2014, mediante un convenio con la Universidad de Valladolid, se construyó y puso en marcha una red de calor para atender la demanda térmica de los campus Delibes y Esgueva de la UVa, siendo en su momento el mayor proyecto de su tipología en España. Posteriormente, en el año 2019 se conectó al sistema el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, convirtiéndose en el primer hospital español en atender íntegramente su demanda térmica con energía renovable.

Asimismo, en el año 2019 se puso en marcha en la zona norte-este del barrio Huerta del Rey la red de calor con biomasa ‘Huerta del Rey’ para atender la demanda térmica de edificios públicos de la zona (Consejerías de Agricultura, Fomento y Medio Ambiente, Consejerías de Economía y Hacienda, Escuela de Arquitectura, Complejo deportivo Huerta del Rey, etc.), quedando abierto el proyecto a edificios privados de la zona interesados en conectarse al nuevo sistema térmico central. Actualmente han decidido conectarse a la red de calor ‘Huerta del Rey’ 10 comunidades de propietarios, que suman cerca de 750 viviendas.

El éxito e interés de las comunidades de propietarios en este sistema ha provocado que la central de generación prevista inicialmente se encuentre al 100% de su capacidad. Sin embargo, la red de canalizaciones instalada ha quedado ya preparada hidráulicamente para atender a la totalidad de los edificios de la zona, de forma que, cuando se concluya la nueva Red de Calor Sostenible ‘Valladolid Oeste’ y se interconecten ambas, haya de nuevo energía disponible suficiente para conectar a todos los edificios interesados.

Proyectos de energías renovables de la Junta en la Comunidad

La Junta de Castilla y León está desarrollando proyectos de eficiencia energética y energías renovables, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), enmarcándose el presente proyecto dentro de esta línea de actuaciones.

Actualmente, Somacyl, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, realiza el abastecimiento de energía térmica renovable a 124 centros consumidores de todo tipo en Castilla y León, con los siguientes parámetros anuales: potencia instalada, 64.700 kW; energía suministrada, 101.500.000 kWh/año; biomasa consumida, 38.500 Tn Astilla Forestal y 1.250 Tn Pellets, y CO2 evitado, 37.500 Tn anuales.

Los sistemas construidos han supuesto una inversión de 36 millones de euros, y entre ellos destaca la red de calor de la Universidad de Valladolid y la red de calor industrial del Polígono de Villalonquéjar en Burgos.

En los próximos tres años, la Junta, a través de Somacyl, tiene previsto invertir cerca de 100 millones de euros en nuevos proyectos en materia de energías renovables: redes de calor renovable con biomasa; acumuladores térmicos inteligentes para cuatro de sus redes de calor; sustitución de calderas de combustibles fósiles por calderas de biomasa en edificios públicos; instalaciones fotovoltaicas en autoconsumo para 85 de sus infraestructuras (depuradoras, potabilizadoras, vertederos, redes calor, etc.); una planta de producción de biogás para inyección a red a partir de lodos de depuradora, y un proyecto piloto de hidrógeno verde.

Con estos proyectos, la Junta pretende lo siguiente pasar de 12 a 25 las redes de calor sostenible; pasar de 40 kilómetros de redes a 180 kilómetros; pasar de 1 a 5 las plantas de biogás, y pasar de 5 a 100 instalaciones solares fotovoltaicas. Todo ello con los siguientes parámetros anuales: pasar de una potencia instalada de 65 MW a 215 MW; pasar de una energía renovable suministrada de 110.000 MWht/año a 400.000 MWh/año, y pasar de 41.000 Tn anuales de emisiones de CO2 evitadas a 150.000 Tn/año.

Además, Somacyl participa en distintas sociedades que han desarrollado proyectos de generación eléctrica con biomasa en la Comunidad, entre los que destacan la planta de generación de Cubillos del Sil, en la provincia de León, con una inversión de 120 millones de euros, y la de Garray, en la provincia de Soria, con una inversión de 50 millones de euros.