Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Consejos de Gobierno
  • La Junta destina 450.000 euros para restauraciones en la iglesia de San Nicolás de Bari en Sinovas-Aranda de Duero, Burgos
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Junta destina 450.000 euros para restauraciones en la iglesia de San Nicolás de Bari en Sinovas-Aranda de Duero, Burgos

El Consejo de Gobierno ha aprobado un gasto de 450.034 euros por parte de la Consejería de Cultura y Turismo, para la restauración de las armaduras policromadas, yeserías y retablo mayor de la iglesia de San Nicolás de Bari, en la localidad burgalesa de Sinovas-Aranda de Duero.

Consejo de Gobierno del 4 de julio de 2019

Castilla y León |

El artesonado de San Nicolás de Bari es una armadura de par y nudillo que, en su origen, ocupó la cubierta de toda la nave de la iglesia pero que, hasta nuestros días, se ha conservado tan solo la parte central de los dos faldones y el almizate. Según distintos estudios, el artesonado se data a partir de 1394, o en los años 30 del siglo XV. Se trata de un fragmento del conjunto con un fuerte ataque de xilófagos y unas policromías en mal estado.

El tratamiento consistiría en la recuperación de la estructura y reposición de volúmenes perdidos. Las policromías necesitarían una limpieza, la eliminación de los repintes de pintura blanca existentes en los estribos, sentado de color, reintegración cromática básica y mínima e integración cromática de las piezas nuevas añadidas.

El coro situado a los pies de la iglesia, presenta profundas remodelaciones, los maderos sustentantes (durmientes, y canes) son originales. Las cabezas de los canes revisten particular interés por imitar formas de cabezas humanas y animales, más con la pintura que con la talla.

La escalera y el púlpito de yesería están atribuidas a Juan y Sebastián de la Torre y estarían realizadas en torno a 1520, siendo muy similar a la escalera de coro de la iglesia de Santa María de Aranda de Duero. Presentan una erosión generalizada de la capa superior de acabado, algunas fisuras y grietas, pérdidas de material y acumulación de suciedad superficial, que le otorga un velo grisáceo generalizado.

El retablo mayor es una obra manierista de Francisco de Logroño, discípulo de Juan de Juni, fechada hacia 1570, y preside la cabecera renacentista que se realiza bajo la protección del obispo Acosta. Se distribuye en tres cuerpos y ático y tres calles separadas por columnas. Está enmarcado por dos grandes columnas en los laterales que abarcan los cuerpos inferiores del retablo. El estado de conservación se caracteriza por la alteración de la policromía, con levantamientos singulares y una suciedad muy marcada que oculta sus verdaderos colores. Estructuralmente está estable aunque la madera presente el habitual ataque de xilófagos.

La actuación sobre el retablo se basaría en la recuperación de las policromías originales, sentando el color y limpiando la alteración de la capa superficial.