Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Comunicación

  • Acceso usuarios registrados
  • Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Comunicación de la Junta de Castilla y León

Redes Sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
  • Comunicación
  • Consejos de Gobierno
  • La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y la Comunidad de Regantes La Asomadilla, en Hinojosa del Campo (Soria), invertirán 6,4 millones de euros en las obras de transformación en regadío de esta zona
Contenido principal. Saltar al inicio.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y la Comunidad de Regantes La Asomadilla, en Hinojosa del Campo (Soria), invertirán 6,4 millones de euros en las obras de transformación en regadío de esta zona

La actuación, de la que se van a beneficiar 62 regantes, se va a efectuar sobre 497 hectáreas. La transformación de esta zona llevará a que la superficie de regadío que se ha iniciado en la legislatura alcance las 18.905 hectáreas, lo que representa el 62 % de las 30.425 hectáreas del compromiso adquirido al inicio de la misma.

Consejo de Gobierno del 22 de julio de 2021

Castilla y León | Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural

El Consejo de Gobierno ha autorizado esta mañana la firma de un convenio entre la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), y la Comunidad de Regantes La Asomadilla, en la localidad soriana de Hinojosa del Campo, para las obras de transformación en regadío de esta zona una vez realizado el proceso de concentración parcelaria.

Las obras de transformación, a las que se van a destinar 6.391.947 euros, afectarán a una superficie de 497 hectáreas y van a mejorar las condiciones de trabajo de 62 regantes. Las actuaciones a realizar incluyen la construcción de las tuberías de riego, los hidrantes, la balsa de acumulación y el parque fotovoltaico para el suministro de energía.

Esta es una zona de riego con aguas subterráneas, por lo que se tomará el agua de los sondeos ya realizados y equipados con bombas, que lo impulsarán a la balsa y de ahí a todas las parcelas incluidas en la zona. Además, se dotará a la red de riego de los correspondientes automatismos para el manejo del mismo, como contadores, válvulas o ventosas.

La transformación de esta zona llevará a que la superficie de regadío que se ha iniciado durante esta legislatura en la Comunidad alcance las 18.905 hectáreas, lo que representa el 62 % de las 30.425 hectáreas del compromiso adquirido al inicio de la misma.